Cuando los padres no se ponen de acuerdo.

Qué pasa cuando los padres quieren tomar caminos diferentes?
A nosotros literal nos ha pasado y es que cuando vamos de camino a la escuela o de regreso, mi marido tiene un camino por donde irse y yo tengo otro. Obviamente no es lo mismo caminar dos adultos con 3 niños a una sola con los 3 verdad? Lo que yo busco es practicidad pero que todos estén seguros; sobretodo cuando alguien viene en la bicicleta o en patines.
Bueno, como esto es tan literal, también existe en la forma de crianza.
Todos crecimos en un ambiente diferente y aún cuando nos hayan criado de una manera similar, nosotros somos personas diferentes e interpretamos el mundo de manera diferente. Olvide mencionar que somos diferentes?!
Pero cómo ponernos de acuerdo para criar a nuestros hijos?
Primero que nada debemos de recordar que somos un equipo, que debemos de mantenernos fuertes, unidos y sobretodo bien comunicados. Se dice fácil pero no lo es. Estas pequeñas criaturitas a las que llamamos hijos, inconsientemente pueden hacer que las parejas nos disgustemos y hasta nos dejemos de hablar por unos momentos. Y ellos lo sienten! Saben cuando los padres no están en sincronía .
Como cualquier pareja, nosotros tenemos nuestros buenos y malos momentos en cuestión de crianza. Sin embargo, te quisiera compartir unos puntos que aplicamos y que nos han servido muy bien.
No somos expertos en esto, pero creo que platicarlo con más parejas y escuchar sus opiniones, nos ayuda a enriquecer las nuestras y tomar los consejos que nosotros creemos que nos pueden mejorar como padres.
1. Respaldo. Que esta sea la regla numero uno. Si uno de los dos padres es el que va a disciplinar a los hijos, el otro tiene que respaldar la decisión, aún y cuando no esté de acuerdo; de otra manera el hijo percibirá inestabilidad en los padres.
2. Llegar al mismo punto. Sea el camino que cada quien escoja para criar a sus hijos, traten de llegar al mismo punto. Ya sea de una forma práctica, o hablando, o jugando, o con ejemplos y explicaciones, como sea pero no se les olvide que el foco son los hijos.
3. Hablen sobre decisiones de crianza cuando los dos estén calmados y en sus 5 sentidos. Así podrán escuchar la perspectiva del otro sin criticar. Platicar argumentos y motivos y así tal vez pueden influenciar en la decisión del otro. El respeto a la opinión de la pareja da como resultado que esta se abra a otras opiniones también.
4. Empatiza con tus hijos pero sin hacer a un lado a tu pareja. Que tus hijos se sientan comprendidos pero que se mantenga en pie la decisión que tu o tu pareja tomaron. Así ellos sentirán tu empatía hacia sus sentimientos y no se sentirán solos. Después en calma, tu pareja y tu pueden volver a discutir los puntos de vista y tal vez puedan llegar a una decisión diferente o se podrán poner de acuerdo para la próxima vez que tengan una situación similar. 
Yo recuerdo muy bien una vez que mi papá me dijo "ustedes se van y nosotros nos quedamos juntos, sea lo que sea que estemos decidiendo, yo la respaldo a ella y ella me respalda a mi"
5. Conocer un poco más de la infancia de tu pareja ayuda a entender el por qué de su estilo de crianza antes de llegar a ser crítico de ella. Qué funcionó en sus momento que puedan funcionar ahora y qué no. Así podrán llegar a un acuerdo uniendo lo bueno de cada crianza.
6. No peleen por diferentes puntos de vista enfrente de tus hijos. A veces el hecho de que tu pareja y tu no estén en la misma página y tus hijos se den cuenta, puede llevar a que estos manipulen la situación. Mamá dijo que no, pero papá dijo que si? Papa es muy estricto y cuando le riñe al hijo, mamá opina diferente enfrente de él? Como estos ejemplos MUCHOS! 
Está bien tener opiniones diferentes y está bien platicar y discutir las diferencias, sobretodo si en equipo llegan a una solución; pero si la situación se torna tensa y sin dirección es mejor que lo hablen después para cuando se vuelva a presentar una situación similar puedan manejarlo mejor.
7. Tiempo fuera. Cuando la pareja está perdiendo el control sobre una discusión a la cual no están llegando a un acuerdo, definan quién es la persona que se va a alejar ese momento. Vete a caminar, a manejar o algo que te distraiga. Regresa después ya que los dos estén calmados. Hablen, escucha, que te escuchen y así podrán llegar a un acuerdo de forma pasiva. En nuestra relación, yo soy la que se va de la habitación.
8. Y si no nos ponemos de acuerdo? Si como pareja sienten que han hecho todo lo posible para estar en la misma sintonía pero de plano no se encuentran, tal vez una buena recomendación es buscar ayuda professional.
Muchas veces nos ciclamos en lo mismo y no podemos apreciar bien el panorama.Un consejero les puede proporcionar herramientas para comunicarse mejor.
Lo creas o no, las diferencias en la pareja en vez de verse como debilidades puede ser una Fortaleza. Estas enriquecen nuestra perspectiva y nos ayuda a entender mejor a nuestra pareja; la clave está en encontrar una forma de ponerse de acuerdo sin dejar a los hijos en medio de las diferencias.
Nosotros lo hicimos por varios meses y aunque el motivo de buscar ayuda no fueron los hijos, si nos ayudó a aprender a comunicarnos mejor.
Espero que estos consejos te sirvan tanto como a nosotros. Cada pareja es diferente y no todo aplica a todos los casos. Tu conoces tu hogar y tu familia y un poquito de orientación no le perjudica a nadie. Ser padres es algo muy difícil y nadie sabe desempeñar este papel hasta que se vive en carne propia. Somos seres humanos y todos tenemos defectos, la clave es tratar de mejorarlos para nuestros hijos.

 

M. 
 
mirol01
 

No hay comentarios

Agregar comentario