El duelo del último bebé

Deja que te cuente algo.

Cuando supe que estaba embarazada por tercera vez, la verdad es que no fue algo emocionante para mi. Siempre pensé que iba a tener 3 hijos, pero en ese momento tener el tercero no era el mejor. Mi segunda hija tenía sólo 5 meses, tenía una toddler y prácticamente estaba sola. Lloré mucho y estuve negada por mucho tiempo. No anunciamos el embarazo sino hasta las 20 semanas cuando fuimos a ver a nuestros papás a México; ahí descubrimos que íbamos a tener un niño y eso nos ayudó a visualizar más nuestro futuro.

Cómo le iba a hacer? sola, con otras dos pequeñas, ya no vamos a caber en la casa, tenemos que mudarnos, a dónde? todo es muy caro aquí! etc etc etc.

Nació mi hijo, nos mudamos y comenzamos una nueva vida.

Él era muy demandante, le gustaba estar en brazos todo el tiempo y sino lloraba histérico, eso era muy estresante para mi puesto que, tenía otras dos bebés prácticamente que también necesitaban de mi.

La verdad es que antes de mudarme hice una extensiva investigación de todas las actividades alrededor para poder mantenernos activos y no quedarnos en casa aburridos.
Los traía a todos de arriba abajo, entre playgroups, clases, parques y más.

Nuestro hijo fue creciendo. De repente las niñas ya eran grandes! La mayor entraba en una etapa MUY difícil, los 3 años le sentaron muy pesado y entre mi loquera y su  "rebeldía" no lo estábamos pasando bien. Mi otra hija dejó de ser mi bebé y en menos de lo que pensaba, se hizo una bebé grande independiente; supongo que algo muy normal para la hija de en medio. Pasaba mucho tiempo con el bebé y yo nada mas sentía la culpa de mi anhelado dicho de "dedicarle el tiempo merecido a cada hijo".

Luego llegó el momento de guardar o regalar la ropa que ya no le quedaba a mi hijo.
Con las niñas no lo sentí tanto porque la mayor se la pasó a la chica y de ahí al basurero por lo maltratada que la dejaba. Pero la del bebé aún estaba MUY buena y me daba pena ya no usarla. Ahí fue cuando comencé el duelo del último bebé.

La guardé toda y con un poquito de reserva se la "presté" a una amiga que pronto iba a tener a su bebé. No me malinterpretes, creo que es un sentimiento normal puesto que inconscientemente pensaba que la iba a volver a usar. De repente me vi pidiéndole a mi amiga que me la regresara cuando a su hijo ya no le quedara y ahora la tengo en bolsas guardadas en la obscuridad.

Después llegó la hora de hacer algo con mi fertilidad (al parecer somos MUY fértiles jeje). Así que me puse el dispositivo y decidimos que por unos años al menos, mi esposo no se iba a hacer la vasectomía - otra vez se hacía presente el sentimiento de no hacerlo por si acaso queremos otro-.

Mi esposo me sugirió vender la cunita que iba en nuestro cuarto. La mecedora para lactar, el cojín.....fue mucho para mi. Decidí guardarlo todo en nuestro garage y ahí está ocupando un espacio por "si acaso".

Hoy en día, siento que poco a poco estoy viendo la luz. Mis hijos cada día son más independientes, mi hijo ya no es tan demandante y los tres han llegado a un momento en donde juegan muy bien los tres.
Ya tengo dos mañanas para mi en donde aprovecho para escribirte y siento que estoy recuperando algo de mi vida....
Sin embargo, mi corazón piensa en otro bebé y mi cabeza dice NO NO NO...quieres dar al manicomio o qué? y ahí comienza la eterna discusión racional y emocional, entre "no disfruté bien a los dos más pequeños por las circunstancias" a "disfrútalos ahora y no pienses en el qué sería".

Todavía hay días en los que fantaseo tener un recién nacido en mis brazos; alimentario y dormirlo conmigo en mi pecho. Toda la emoción de las primeras patadas y descubrir el sexo después de las 20 semanas. La ilusión de dónde va a nacer, planear la logística familiar, el anunciarlo a nuestras familias y el escoger el nombre.
Sólo no quiero que mi corazón se quede con la idea de "qué pudo haber sido tener otro más.

M.

 

 

 

8 Respuestas

  1. Hola!! Te felicito por la gran madre que eres. Tiemes 3 hermosos bebés y aunque aveces saquen canas, son los que también te sacan una sonrisa! Yo tengo un bebé de 6 años (para mi es mi bebe) Los primero 4 años no pensé en tener más bebes pero después me nacieron esa ganas así como tú lo describes, sentir un recién nacido, ser la consentida de la familia! :) mi niño de 6 años no estaba planeado pero lo recibimos con mucho amor. Después de 6 años mi esposo me pidió otro bb fue muy especial pea mi por qué era el hombre emocionado, que si íbamos a las tiendas el se emocionada con todo lo de bebe. En febrero de este año 2016 me enteré que estaba embarazada y fue lo mayor felicidad, estábamos tan emocionados, ilusionados, mi niño estaba encantado. Desgraciadamente a las 13 semanas mi BB dejo de crecer 😔. Fue un golpe tan duro, teníamos inmensos planes, que tuvieron que terminar de la nada. De echo para Este mes de octubre tendría que a ver llegado y no fue a si. Hace 2 meses mi esposo y yo estamos intentando de nuevo pero ahora con miedo. Mi Bb de 6 años ahora lo veo y digo, el está creciendo cada vez más, no quiero que pase parte de su nińes solito, que lo que me dice aveces que el está solito por qué no tiene hermanitos, y siempre está preguntándome que le prometimos que volveríamos a traer un hermanito. Pasan mil cosas por mi mente, yo trabajo y aveces me pregunto será el momento adecuado y yo misma me respondo, eso me lo he preguntado mil veces y así han pasado 6 años. Me gusta saber que tú les decidas el mejor tiempo posible a tu niños y lo mejor para ellos, De que aveces nos volvemos locas y queremos tirar la toalla pero ellos son únicos y especiales sin ellos nuestra vida no tendría sentido. Saludos desde Seattle WA
    • Mi Rol de Madre
      Gracias por tus palabras Adriana. Siento mucho tu pérdida. No hay palabras para consolar. Sólo puedo decirte que los planes de Dios son buenos y en tu camino ya puso dos angelitos, uno en la tierra y otro en el cielo. Disfruta a tu hijo que es un milagro de la vida. Si viene otro hijo o no, tu ya tienes la bendición de ser madre y eso nadie te lo va a quitar. Saludos al lluvioso Seattle :* M.
  2. Se me aprieta la garganta al leerte, yo estoy mi segundo hijo recién nacido, creo a veces volverme loca con la demanda que me hacen los dos (el mayor tiene un año y casi 9 meses) pero tu publicación me hace pensar que es algo que pasará tan rápido que no me daré cuenta y tengo q aferrarme al gran amor que ellos me entregan en cada mirada. Tus palabras son reponedoras después de la tercera noche en vela. Gracias
    • Mi Rol de Madre
      Que lindas tus palabras Rosario. Si es MUY DIFICIL y uno en ese momento siente que nunca se va a terminar; pero cuando ves hacia atrás de vdd que te preguntas en qué momento se fue el tiempo tan rápido. De vdd que hay que disfrutar todas las etapas por que estas, no regresan jamás. Besos M.
  3. Creo que ese pensamiento lo tenemos todas. Tener bebés es adictivo. Tengo 3 y todos los días pienso en lo mismo (aunque no se lo haya contado a nadie).
    • Mi Rol de Madre
      :) para eso estamos aquí, para desahogarnos.\ Un fuerte abrazo. M
  4. Yo no se si volverme loca,aun me cuesta asimilarlo al 100 tengo a mi niño de casi 5 años y otro de año 4meses y esperó s mi tercer bb y no se si podre con todo o como organizarme
    • Mi Rol de Madre
      Es difícil para que te digo que no si si, pero todo se puede. Lo bueno es que tu mayor ya va al colegio y con los otros dos como no hay tanta diferencia de edades los puedes llevar a actividades para ellos. Buena suerte!
  5. […] Te invitamos a que continúes leyendo el resto del post: Dando click aquí. […]

Agregar comentario