¿Por qué es tan importante tener un Testamento?

Platicando con mis amigas, van varias veces que sale el tema de los testamentos. Aunque no lo creas, si hay veces en las que nos ponemos serias y hablamos de temas importantes y sobretodo necesarios.

Lo hemos discutido y a pesar de que yo bromeo con que dentro de mis herencias, se encuentran todos mis moldes de hornear, mi computadora y todos mis aparatos de trabajo; la realidad es que ya siendo seria, no tengo ni la menor idea de todas las cuentas que tenemos, todo lo relacionado con el trabajo de mi marido, asuntos de la casa, entre otras cosas. En pocas palabras, soy una ignorante de nuestros asuntos financieros.

Cuando te conviertes en padre, obviamente todo el tema económico se vuelve importante, pero antes que eso, creo que lo más importante es que si tu o tu pareja o los dos, llegan a faltar, ¿Con quién se quedan tu hijos?
En nuestra situación esto es aún más complicado, puesto que vivimos lejos de nuestra familia; y a pesar de que tenemos muy buenos amigos cerca, quienes incluso mis hijos los ven como parte de la familia; legalmente ellos no tienen ningún derecho sobre mis hijos en caso de que nosotros llegásemos a faltar.

Por eso y todo lo demás, mi esposo y yo nos sentamos a revisar cuenta por cuenta, planes y demás para decidir qué vamos a hacer si nos encontramos con esta desgracia.
No te voy a mentir, no es algo de una sola plática ni un par de horas. Es algo que los dos tienen que estar de acuerdo y al tanto de todo lo que le pertenece a la familia, en dónde se encuentra, a qué nombre, etc.

Pero ¿Por qué es tan importante tener un testamento?

Cuando alguno de los padres llega a faltar y nada está escrito, normalmente todo pasa al que todavía vive. Pero cuando los dos llegan a morir, es importante tener por escrito los deseos para que se puedan cumplir conforme su voluntad.

Un testamento

Es la única forma de asegurar que tus ahorros y tus bienes, sean destinados a gente o causas que tu deseas.

Ayuda a evitar discrepancias y pleitos entre familiares.

Cuidas de tus seres queridos aún y cuando ya no estás.

Asignas a un protector de tus hijos. Nunca asumas que tu familia directa estará disponible o dispuesta a cuidar a tus hijos. Así que si ustedes como padres, quieren dejar la patria protestad a alguien en específico deberá estar bien especificado. De otra forma, tus hijos podrán irse con alguien que tu no hubieses querido.

Proteges tus bienes para las siguientes generaciones.

(En algunos casos) Con un testamento bien planeado, puedes ahorrar en los impuestos por herencia.

Ayuda a que tus familiares sepan de qué manera quisieras que se realizara tu funeral. Si quieres que te entierren, en dónde; que te cremen y quién mantendrá tus cenizas, etc.

Los testamentos son manejados por abogados. Escoge una persona a la que le tengas confianza y la cuál administrará todo una vez que tu faltes.
Tiene que ser una persona objetiva por eso se recomienda que no sea un familiar.
Te sugiero que guardes algo de dinero de tu herencia, para cubrir con los gastos del abogado y no dejarles ese gasto a tus familiares.

Así que si le has sacado la vuelta por desidia o por cuestiones económicas, déjame decirte que hoy en día, hacer uno no es caro, de hecho son muy accesibles, fáciles y rápidos de hacer.

Platícalo con tu pareja y tu familia y tan pronto tengan la oportunidad, dense a la tarea de hacer un testamento.

M.

Referencias

St. Jame's  Place. Wealth Management.
Business insider.
The Law Society.
El Economista.

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario