Prevención de abuso sexual infantil.

Creo que como cualquier madre, hablar del tema de abuso sexual infantil, es algo muy difícil y no puedo evitar escribir del tema sin que se me revuelva el estómago.

Me aterra tan sólo pensarlo porque lamentablemente la realidad es que nuestros hijos algún día estarán expuestos a gente que no conocemos y que no sabemos qué hacen detrás de puerta cerrada.

En estas semanas, han habido casos muy sonados en México sobre abuso sexual infantil. 
Me da una tristeza y una impotencia por aquellos pequeños a los cuales les robaron su inocencia y por la misma, no supieron defenderse ni caer en cuenta de lo que estaba pasando.

Así como en México, pasa en todo el mundo y obviamente nosotros como padres, queremos proteger de todo a nuestros hijos y de eso…mucho más; sin embargo la realidad es que ellos conforme van creciendo, se vuelven más independientes y comienzan a ir a muchos sitios sin nosotros.

Las redes sociales han puesto a nuestra alcance temas de los que podemos beneficiarnos, ya sea de forma positiva o negativa también.

Estos casos no son nuevos, pero el hecho de que la información viaje a la velocidad de la luz, nos da la ventaja de prepararnos más y sobretodo preparar a nuestros hijos.

Deja que te platique algo muy personal…

Aquí en Inglaterra, no es común saludar de beso a nadie y menos cuando acabas de conocer a la persona; tampoco se dan abrazos…es decir, que el contacto físico sólo llega a darse la mano. Para mi ese tema al principio fue todo un shock cultural puesto que, siendo latina y de mucho contacto físico estaba acostumbrada a ser así. También el típico “Saluda a Fulanita, o dale beso a Fulanita” cuando íba con mis papás, no era raro para mi.

Ahora que han pasado los años y mis hijos van creciendo, mi persepción a esas acciones obviamente cambiaron. Al principio no lo entendía, yo pensaba “¡Que niño tan petardo que no me quiere saludar!” pero ¡NO! una cosa es ser educado y tener modales y la otra es pasar a otro nivel. Lamentablemente sigue habiendo gente que eso no lo comprende y al final del día se va con una percepción tuya y de tu hijo muy negativa (Que va…¡Que piensen lo que quieran! ¿No?) Sin embargo, a mi quiénes me interesa son mis hijos y no quisiera enseñarles que está bien besar, abrazar y demás a gente que no conocen y menos si se sienten incómodos cuando lo hacen.

Por otro lado, mis hijos pasan mínimo 5 horas solos en el cole o en la guardería y ahí se exponen a situaciones más íntimas como que les cambian el pañal o les ayudan a ir al baño. Cuando son pequeños pues no se dan cuenta, pero a la edad de 3 en adelante es muy fácil enseñarles quiénes pueden cambiarlos, quién no y hasta dónde pueden ayudarles y obviamente si sucede algo en donde se sientan incómodos, me lo digan a mi o a su maestro.

¿Cuál es nuestro papel como padres? Enseñarles a respetarse, a cuidarse y sobretodo a decir que NO.

Esta palabra que tanto molesta cuando los hijos van creciendo (y son toddlers sobretodo), pero es a su vez es una palabra muy poderosa y puede evitar muchas cosas.
Es importante el círculo de confianza y comunicación con nuestros hijos; ¿A qué me refiero con esto? Bueno, a que si en algún momento alguien llega a sobrepasarse con ellos, que tengan la confianza de venir a decirnoslo. Que tengan claro, que no están haciendo nada malo al contártelo y que no le va a pasar nada a el o a ti por hacerlo.
Involúcrate en la vida cotidiana de tu hijo. Conoce a las personas con las que se mueve (maestros, directores, personal, padres de los compañeros).
Enséñale a tus hijos los límites. Nadie puede tocarlos o hacerlos sentir incómodos. Es importante dejarles claro que es SU cuerpo y que tampoco pueden hacerlo con alguien más.
Es importante que sus hijos sepan desde pequeños las partes del cuerpo. Así les das las bases para que entiendan cuando alguien pasa los límites.

¿Cómo saber si mi hijo ha sido víctima?

Hay varios signos de que un niño ha sido víctima de abuso sexual. Estos implican físicos y conductuales:

FÍSICOS

Tiene dificultad para caminar o sentarse.
Tiene su ropa interior manchada.
Sangrado, moretones o inflamación en la zona genital o anal.
Dolor, comezón o ardor en la zona genital o anal.
Infecciones continuas en la zona urinaria.

CONDUCTUALES

Se siente amenazado cuando hay contacto físico.
Demuestra signos de depresión, estrés o ansiedad.
Manifiesta pensamientos suicidas (sobretodo en adolescentes).
Se auto lastima.
Desarrolla fobias.
Tiene dificultades en la escuela, como baja en calificaciones, faltas, aislamiento.
Se reserva al momento de ducharse. No lo hace o lo hace en exceso.
Terrores nocturnos.
Regresiones.
Agresividad e irritabilidad.

Recuerda.

La mayoría de las personas que cometen abuso sexual son cercanas a la víctima.
Los abusadores, no necesariamente tienen que ser adultos. Pueden ser familiares, compañeros del colegio, amigos o personas cercanas.
…Y así como decían unos personajes de mi infancia en México “Cuéntaselo a quien más confianza le tengas”

 

Para mayor información visita estos links que te serán de mucha ayuda, así como las entradas que varias mamás blogueras como yo, tienen para ti.

 

M.

The National Child Traumatic Stress Network
Crime Victims Treatment Center
Rape, Abuse, & Incest National Center
National Sexual Violence Resource Center
Mi Vida de Madre blog

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.