Papá:

Si pudiera decirte todo lo que mi corazón siente cuando hablo de ti, tendría que tomarme un día e invitarte desde temprana hora para poder platicar y contar nuestras historias.
 
Se que durante muchos años de mi infancia estuviste un poco distante y no fue por gusto, tu trabajo no te permitía estar tanto tiempo en casa.
Se que para mamá fue muy difícil y recuperar ese tiempo perdido es casi imposible.
Hoy no lo recuerdo con tristesa, puesto que cada vez que estabas con nosotras disfrutábamos tu presencia.
Tus juegos, tus cuidados y hasta tus regaños nos han enseñado lo que podemos encontrar en un buen padre.
No hay día en el que no te extrañe y apesar de que estamos lejos, se que siempre estás aquí.
Siento tu apoyo y tu amor incondicional.
Amo ver cuando juegas con mis hijos y el hecho de que hagas todo lo que está en tus manos para con nosotras, es digno de admirar.
 
Nos has enseñado lo que es importante en la familia. Que el amor de pareja siempre va antes que todo. Que hay veces en los que tenemos que soportar y seguir hacia adelante. Que la vida no se detiene cuando el cuerpo falla y que no importa qué tan lejos estén tus hijos, el amor de padre siempre va a ser igual.
 
Han pasado casi 33 años desde que debutaste como papá y no hay día en el que yo no agradezca que TU seas el mío.
Te amo papi, Feliz Día del Padre!!
M.
 
papa01 papa03
 

No hay comentarios

Agregar comentario