Mamá…me prestas tu teléfono?

Ahora que los niños están de vacaciones y que a veces las cosas en casa son más intensas que de costumbre, no se tu pero yo muchas (y digo muchísimas) veces, recurro al uso de la tecnología para poder tener un momento para respirar (o cocinar o limpiar o recoger o lavar o jugar con uno en específico).

La verdad es que siempre he tenido un montón de conflictos con este asunto. Por una parte me siento culpable porque siento que no los estoy atendiendo, pero por otra pienso que no tiene nada de malo que ellos se distraigan con algo más.
Constantemente me pregunto qué hacíamos nosotros antes de la tecnología? yo no recuerdo a mis papás jugando todo el tiempo con nosotras. Cómo nos entretenían cuando íbamos a comer fuera de casa? o mientras ellos hacían las compras? de verdad que mis respetos.

La humanidad va evolucionando y ella con todo a su alrededor. Antes nos llevaban  libros, colores, cuadernos y juguetitos para entretenernos, yo todavía lo hice con mi primera hija, ahora....los seguimos llevando pero en otra forma jejeje.
Cualquier abuso es malo y al igual que como antes pensábamos que cuando una persona estaba siempre metida en sus libros o en sus dibujos, no socializaba, o no hacía ejercicio o lo que sea, era malo; digo, no se desarrollaban esas habilidades sociales y de comunicación que se supone se desarrollan con varias actividades al aire libre no?.

Yo creo que la idea es que haya un balance en las actividades de nuestros hijos.
Una vez leí que debemos dejar que nuestros hijos se aburran; cierto, pero cuando pasa eso, tengo a mis hijos atrás de mi pidiéndome que les prenda la tele o de plano siento la obligación de entretenerlos y jugar con ellos (sabrás que a mi no me gusta mucho que digamos jugar, no tengo imaginación y bueno...te lo platico en mi post anterior)

Mucho es mi culpa. Me la paso viendo mi teléfono, escapándome a la computadora para revisar cosas o de plano me ven comprando el super en la tablet. Obviamente ellos van a interesarse por lo que hago o más bien, en donde lo hago jaja, me ven tan picada con ella que ellos también quieren moverle.

Como los tiempos van cambiando, o nos adaptamos o perdemos. En la escuela nos han recomendado aplicaciones para nuestros hijos, en los grupos de mamás ellas también van a hacer sus recomendaciones y una...bueno, digamos que leemos todos los comentarios y a veces hasta los jugamos para saber de qué se tratan.

Es increíble la facilidad con que nuestros hijos manejan todos los aparatos; una creería que nacen sabiendo cómo hacerle. Me creerías que hoy en día, el uso de tablets puede ser benéfico con niños que tienen problemas de comunicación? es medio redundante pero, hay niños que aún no leen y escriben y sienten frustración al no saber cómo comunicar ciertas cosas. El uso de las tablets muchas veces les ayuda a enseñarnos lo que quieren decir, lo que les gusta y lo que no.
Cuando ven fotografías, refrescan su memoria y les ayudan a hacer historias.

Como te platiqué antes, el uso de tablets con las aplicaciones adecuadas pueden ser de mucha ayuda para los niños. Lo puedes llevar al mundo real también! Un claro ejemplo puede ser esas aplicaciones donde tienen que ordenar las cosas por color, tamaño, patrón, etc, eso lo puedes hacer en casa con la ropa al dividirla para lavarla, la fruta por colores, juguetes por tamaños, entre otras cosas.

Cabe mencionar algo MUY importante y es que el que las aplicaciones sean interactivas no siempre significa que sean educacionales. Pueden ser entretenidas por un lapso de tiempo, pero seguro los niños se aburren conforme pasa el tiempo y piden algo nuevo. Esto es como todo, mantenerlos con retos y con el ratoncito en su cabeza trabajando. Es recomendable también rotar las aplicaciones después de cierto tiempo (así como lo hacemos con los juguetes)

Por último yo te recomiendo que tengas cuidado con las aplicaciones gratis. De verdad que me han dado muchos dolores de cabeza y es que, muchas veces tienen pop ups de otras aplicaciones o anuncios que les llama la atención a los niños, le pican y luego se salen de lo que les dejaste, compran cosas o qué se yo.
Hay otros que te envuelven tanto en el juego y no te dejan seguir si no pagas la cuota y luego para explicarle al hijo lo que pasa, está difícil y seguro que quieres ahorrarte unos cuantos berrinches.

Como todo hay que mantener un balance. Yo si dejo que mis hijos vean la televisión y jueguen con tablets, pero también hacemos muchas actividades manuales, vamos al parque y a muchos lugares al aire libre. En esta vida hay que hacer de todo.

Tu...los dejas?

M.

cel

No hay comentarios

Agregar comentario