Sufres del Síndrome de Burnout?

Sabes qué es el Síndome de Burnout?
Inicialmente se definió así a la carga profesional, emocional y física que soporta una persona, es decir cuando una persona explota por haber estado sometida a un periodo de estrés prolongado.
Te suena familiar? Bueno, si no lo dices tu lo digo yo. A mi si.
Ser madre es algo maravilloso, te cambia la vida por completo, no solo físicamente, sino emocional, social y todo lo que puedas imaginar. Si la evolución social del ser humano ya es algo importante y difícil (conocerse, enamorarse, casarse, reproducirse, etc), el dar vida lo es mucho más.
Porque el dar a luz no es el final del camino, sino es el principio de una vida tanto humana como familiar. Una nunca deja de ser madre, verdad?
A nuestro Rol de Madre, tenemos que agregar muchísimas cosas más. La casa, la familia, las compras, la ropa, las vueltas, las clases y muchas mujeres trabajan fuera de casa también! Con razón muchas madres lo estamos sufriendo y son aún más las que lo sufren y no hablan del tema!.
Cuando yo conocí este término, estaba en la Universidad. Lo volví a escuchar cuando trabajaba profesionalmente y es que, había momentos en la compañía donde el estrés y las jornadas de trabajo prolongadas, podían afectarles a los empleados más susceptibles.
Ahora que soy madre, me queda claro que nosotras somos suceptibles también. Lo platiqué con la terapeuta y me confirma que era algo muy común entre las madres, lamentablemente no se habla tanto del tema, la gente lo desconoce y por eso suceden fatalidades.
Para serte honesta, yo creo que estoy pasando por algo similar. Me siento agotada física y emocionalmente. 
Jamás pensé que ser madre iba a ser TAN pesado y que me iba a enfrentar a tantas cosas que requieren mi estabilidad emocional intacta.
Ahora mismo me encuentro con dos infantes (3&2 años) que están en una etapa donde comienzan a tomar sus decisiones y que no entienden las razones de cuando se les niega algo. Los dos se la pasan peleando constantemente!
Mi hija de 5 años también está descubriendo una parte de ella, sus sentimientos, emociones y mucho más. Su negativa de ir a la escuela TODOS los días, la lentitud para que haga las cosas y pedírselas todas más de 5 veces.
Es agotador ser réferi todo el tiempo de pleitos dentro y fuera de casa.
De perseguir personitas para vestir, para comer, para lavarse los dientes, para bañarse, para limpiarlas cuando van al baño. De hacer la comida, lavar, limpiar, hacer el super, jugar con los niños, pasear a la perra, etc etc etc.
Me come la ansiedad y hay veces en donde siento que no puedo respirar y que tengo un peso muy grande sobre los hombros.
Me siento privada emocionalmente de ser feliz y lo peor es que observo a mi alrededor y todo está bien. Soy yo la que no está bien, soy yo la que ya tuvo suficiente.
Se me dificulta mucho llorar pero siento la presión en el pecho de que necesita salir. Tengo miedo de gritar por traumar a mis hijos jejej, entonces todo se está guardando y no hay dónde soltarlo. Hasta estoy considerando comprar un punching bag para pegarle o irme a un lugar aislado y romper muchos platos y gritar para que nadie me escuche.

Cómo puedes saber si estás subiendo de Burnout? Estas son algunas banderas rojas que yo comencé a tener y que fueron las que me llevaron a buscar ayuda profesional:

  • Estas exhausta. Cansada todo el tiempo, emocional y físicamente. Te cuesta trabajo dormir.
  • Falta de motivación. Nada te emociona nit e llama la atención.
  • Frustración y emociones negativas. Decepcionada de las cosas a tu alrededor, falta de autoestima o pesimismo continuo.
  • Problemas cognitivos. Falta de atención, de concentración. Estar a la defensiva y por lo tanto ver amenazas donde no las hay. Olvidadiza. Preocupada.
  • Baja de desempeño en actividades diarias.
  • Irritabilidad.
  • Falta de cuidado personal. Comer o beber de más, fumar, estar acostada todo el tiempo. Falta de iniciativa para tener actividad física.
  • Insatisfacción. Nada te gusta, nada alcanza tus expectativas.Todo es blah.
  • Problemas de salud. Dolor de cabeza, estómago. Músculos tensos, presión en la mandibular y rechinado de dientes durante la noche.
No soy ninguna especialista en el tema, más de lo que yo he experimentado y estos son algunos consejos que te puedo dar.
  • No podemos decir SI a todo, debemos priorizar. Comienza a decir NO de vez en cuando.
  • Terapia. Es difícil aceptar este tipo de ayuda, pero muchas veces necesitamos a un tercero para que nos ayude ver cosas que la gente que nos rodea no pueden ver.
  • Desconéctate. Por más que me duela admitirlo, a veces estar conectada en las redes sociales nos afecta emocionalmente. Para bien o para mal, al menos trata de irte a la cama sin ver tu teléfono o tablet.
  • Disminuye tus expectativas. Hoy en día el estereotipo de “la Madre perfecta” está muy subido de tono. De verdad que siento que se espera de nosotras maravillas y aunque si lo podemos hacer, es exhaustivo!
  • Tratamiento contra la ansiedad. Hay personas más susceptibles que otras de sufrir de ansiedad. Si tu crees que la sufres frecuentemente, tal vez sea bueno comentarlo con tu terapeuta para evaluar la necesidad de algún medicamento ansiolítico.
  • Has ejercicio. Si tienes tiempo, motivación y te gusta, inténtalo. Conocerás gente nueva, te pondrás en forma y escaparás un momento de todo lo que te agobia.
  • Alimentación. Cómo es tu dieta? Te estás nutriendo sanamente? Como cuides de tu cuerpo y alimentación afecta mucho tu estado de ánimo. (Yo esto lo pospuse hasta nuevo aviso)
  • Maternidad. Cómo se encuentran tus hijos? Alguno de ellos está pasando por un period estresante? Cómo es su desarrollo físico y emocional? Este factor afecta mucho la parte emocional en los padres. Busca ayuda para tu hijo y de ser posible para la familia en general. Habla con su pediatra, maestros y pide consejos para saber cómo manejar esta situación.
Espero que estos consejos te ayuden. Como te digo, no soy ninguna especialista, pero creo que conocer la experiencia y situación de alguien más, no solo nos ayuda a no sentirnos solas sino que, nos ayuda a ver la perspectiva de alguien más que pasa por algo similar que nosotros y eso es reconfortante.
M.

sindrome

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario