Cyberbullying y sus efectos.

Hace un par de días estaba platicando con unas amigas que también son mamás como yo; somos contemporáneas y coincide que nuestros hijos tienen edades similares.
Todas somos de nacionalidades distintas y sin embargo, además de la amistad y el país que nos acoge, nos unen las redes sociales.

En la plática surgió el tema de varios videos que han estado circulando en las redes y que coincide que son de varias mujeres mexicanas. Jóvenes como nosotras y que por un simple descuido, ahora están dando la vuelta al mundo pero no como ellas lo hubiesen esperado.

Yo me pongo en sus zapatos. Ahora soy madre, pero por muchos años estuve soltera y sin la responsabilidad de otro ser humano. En esos años salí mucho, consumí alcohol, baile, coqueteé e hice muchas cosas que sin bien no eran malas, ahora ya no las haría.

La vida en verdad es muy corta y para serte honesta, hay muchas otras cosas que me hubieran gustado hacer; no me malinterpretes, no malas, pero ahora tengo 3 pequeños seres que copian todo lo que hago. Sin embargo, ahora con el alcance de las redes sociales, hasta me da miedo exponerme, vivir y disfrutar. Nunca sabes quién pueda tomarlas mal y quiera destruirte.

Siendo una persona pública y sin pelos en la lengua, obviamente me expongo voluntariamente. Hablo de lo que hago y lo que pienso y siempre habrá alguien que no le guste y lo exprese (inclusive de forma agresiva). Pero qué pasa cuando estás disfrutando del momento, te estás divirtiendo, vaya…estás viviendo! y a alguien se le ocurre tomarte una foto, compartirla y de ahí se pierde el control? Qué pasa cuando se te pasa la mano y haces algo indebido y la gente lo toma como broma? Una broma de muy mal gusto!

En Netflix hay un documental que se llama Audrey & Daisy. Dos chicas jóvenes, menores de edad que por descuidadas, inocentes e ingenuas, se ven involucradas en un asalto sexual el cual, es capturado en video, fotografías y que después, son compartidos llevando al acoso, rumores y al suicidio de una de estas chicas.

Así es, a esto se le llama cyberbullying. Usar un tipo de agresión por medio de la tecnología. Intimidar, acosar, usar básicamente las redes sociales para hacer daño a otra persona.

Cuando terminé de verlo, me sentí realmente triste. No solamente la vida de estas niñas se ve afectada, sino la de toda la familia y gente allegada también. El hecho de yo misma tener dos niñas, que algún día serán mujeres jóvenes y que sin querer estarán expuestas a el acoso de las redes sociales, no sólo me llenó de incertidumbre sobre cómo las educaremos en esos temas, sino, un terror y pánico me envolvió de no saber cómo reaccionar y ayudarlas si se vieran envueltas en una situación similar.
También siendo madre de un varón, es algo que tengo que tomar acción ahora para el futuro. Inculcar valores y respeto por el prójimo.

Si, me gustaría culpar a los hombres; ellos son los que abusan y toman las fotografías y/o video, pero la realidad es que somos todos los que contribuimos a su distribución. Porque aunque llegue de terceras personas, lo vemos, cerramos la ventana y no decimos nada; no compartimos pero considero que el quedarnos callados es igual de malo que el no compartir.

Esto del cyberbulling está fuera de control. El alcance que tiene nuestra voz es impresionante y en cualquier des cuido te puedes convertir en la #Lady…

Hoy te pregunto…y tu qué haces para combatir esto?

Be Together NOT the Same

M.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.