¿Cuándo visitar al dentista por primera vez?

La higiene bucal en los niños es básica para un buen comienzo y muy importante también para su salud.

Muchos padres se confían con la idea de que los dientes de leche no son tan importantes, porque eventualmente se van a caer. Pero te has puesto a pensar ¿Qué pasaría si mientras tanto, estos pequeños dientes se pican antes de caerse? El dolor de los dientes picados es muy fuerte y más en los niños, ya que el umbral del dolor es muy bajo.

Hoy fuimos al dentista porque encontré un pequeño agujero en la muela de mi hijo y no me gustó nada su aspecto. Aproveché para que nos vieran a mi y a mi marido y digamos que ahora si, la edad nos está cobrando factura.
He conocido varias mamás que nunca han llevado a sus hijos al dentista. Yo en lo personal no me considero una persona que visite el doctor ni al dentista seguido, pero siempre es necesario tener consultas de rutina para que todo esté en orden.

¿Cuándo debo de llevar a mis hijos al dentista?

Se recomienda que la primera cita al dentista, sea antes del primer año del bebé, de preferencia cuando le hayan salido sus primeros dientes.
De esta manera, no sólo nos ayuda a prevenir algún problema, sino también nos pueden enseñar alguna técnica para lavarles los dientes (por eso de que a algunos no les gusta).

¿Cómo encontrar un buen dentista?

Como en todos los demás servicios médicos, yo sugeriría probar recomendaciones de tu doctor de cabecera o de gente cercana con niños. Recuerda que también con los dentistas, es a prueba y error y no dejes de buscar hasta que tanto tu como tu hijo se sientan cómodos con los servicios.

¿Qué pasa en la primera visita?

De no ser porque haya un problema mayor, la primera cita es meramente introductoria.
Es la primera vez que van a conocer al dentista, platicar con el/ella y entrar en confianza.
Es recomendable que lo hagan con alguno que trabaje con niños y de ser posible, que su consultorio sea amigable.
La primera impresión jamás se olvida, así que hay que escoger bien.

La inspección es superficial. Revisan los dientes, mordida, quijada, encías.
Una pequeña limpia. Donde quitan el sarro o alguna mancha y de ser necesaria, una sencilla pulida de dientes.
Les aplicarán fluoruro, que básicamente es como un esmalte que previene que el diente se desgaste.
Y  les enseñan cómo cepillar sus dientes y tal vez alguna muestra de una pasta dental para niños.

¿Cada cuánto se debe de visitar al dentista?

Las citas de rutina se llevan a cabo cada seis meses, pero si la primera vez del niño fue muy complicada (ansioso, asustadizo, etc) yo recomendaría hacerla cada 4 meses.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo en casa?

Cuando los niños aún no tienen dientes, se les puede cepillar las encías con un trapito mojado o con un cepillo para encías.

Una vez que tienen dientes, cepíllalos con un cepillo de acuerdo a su edad. Toma un espejo y junto con tu hijo realiza los movimientos adecuados, explicando dónde se debe cepillar.
Es difícil, pero se tiene que hacer por 2 minutos 2-3 veces al día. Puedes poner un reloj divertido y así hacerlo más entretenido.
Escupir la pasta y enjuagar con poco agua.
Es importante supervisarlos cuando se cepillan los dientes o cuando hayan terminado para asegurarse de que no queden restos de comida.
A partir de los 7-8 años se puede introducir el hilo dental
Recuérdale de no correr con el cepillo en la boca.

Si tu hijo toma leche antes de dormir, asegúrate que no se quede dormido sin lavarse los dientes o si aún toma leche en biberón que no se quede dormido con ella en la boca.

Nosotros somos el mejor ejemplo. Que tu hijo te vea cepillándote los dientes y si tienen tiempo, háganlo juntos.

M.

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario