El verdadero significado de la Navidad

El volvernos padres cambia totalmente la perspectiva de esta fecha.
La hace extra especial, pero lo más importante es el significado que nosotros le damos.

Por obvias razones, nos encontramos en las tiendas tratando de encontrar EL regalo que nosotros sabemos, va a ser muy especial para nuestros hijos. En esta ocasión tuve varias vueltas a la juguetería, porque por primera vez en mi maternidad, mis hijos cambiaron sus deseos de Navidad varias veces. Así que como el objetivo es que se sorprendan (positivamente) disfruten su regalo y NO sea algo que van a hacer a un lado en un par de meses, la búsqueda fue exhaustiva.

Las cosas sin querer se vuelven estresantes. Todos los eventos habidos y por haber, se llevan a cabo un par de semanas antes de salir de clases. Reuniones aquí y allá. Vueltas por todos lados y la gente entorpece por todo lo que se tienen que hacer.
Quieres ver a toda la familia y a veces (o muchas) se vuelve incómodo porque no los tienes a todos en un mismo lugar.
Pero para algunos como nosotros que vivimos tan lejos de la familia, creo que este es EL momento, en donde realmente le damos el valor que merece a estar con ellos y celebrar esta fecha tan especial para nosotros.

Creo que además de la importancia religiosa que celebramos, es un momento de agradecimiento sobre lo afortunados que somos. De lo que nos ha costado nuestro trabajo y la satisfacción que este trae.
También es un momento de reflexión sobre las cosas que no hemos podido alcanzar y la forma en la que trabajaremos para poder lograrlo. Las personas que hemos conocido, lo que han traído a nuestras vidas y lo que también se han llevado.

Estas fechas nos hacen muy sensibles. Tenemos el sentimiento a flor de piel y es el momento para disfrutarlas al máximo.
Sean buenas o sean malas, todas nos han llevado a donde estamos. Es el momento para aprender de ellas.

Enseñémosles a nuestros hijos el verdadero significado de esta fecha. Regalemos porque nos nace, no porque tenemos que.
Regalemos cosas con valor, que disfrutemos, porque al final del día estamos felices de poder estar una Navidad más en esta tierra.
Hagamos actividades de calidad con ellos. Comencemos una tradición en familia. ← Nosotros comenzamos una hace unos años y es algo que quiero que mis hijos continúen haciendo aún cuando nosotros ya no estemos.
Sembremos en ellos el verdadero motivo.

De mi familia a la tuya, de todo corazón te deseamos una muy Feliz Navidad y un excelente 2019.

No hay comentarios

Agregar comentario