Por qué tiempo de calidad y no cantidad

¿Te ha pasado que a veces te sientes abrumada por querer darle a tus hijos el tiempo que merecen, pero te hacen falta más horas al día?
Es normal. En la rutina diaria se lleva mucho tiempo. A mi me gustaría hasta que hubieran más días en la semana.

Con los hijos es igual. Todos tienen necesidades diferentes, pero a veces es muy difícil darle el tiempo necesario a todos.  Si con la escuela y actividades extra escolares se va toda la tarde y a veces parte del fin de semana,  lamento decirte que ellos no son solamente eso y necesitan apoyo emocional y atención en sus problemas personales.
Cada momento es importante e irrepetible y aunque no podemos estar pegados todo el tiempo, si podemos hacer que algunos momentos sean de calidad.

Una técnica que yo llevo a cabo y que hasta la fecha siento que me ha funcionado, es el de tener citas con ellos. De preferencia por separado.
No importa el tipo de crianza que lleves con tus hijos. El simple hecho de tener un tiempo a solas con ellos y de calidad, es mucho más importante que estar todo el tiempo juntos.
No tienes idea de la emoción que eso les causa cuando les digo que vamos a tener una salida solamente ellos y yo.

¿Sabes por qué para ellos es importante?

Les da un sentido de importancia. Y aunque para ti sea algo muy sencillo, cuando son tantos miembros en la familia, para ellos el ver que tu haces a un lado tus cosas y te separas un poco de los demás por ellos, es algo que tiene mucho valor.

Pasar tiempo de calidad no implica necesariamente llevarlos a sitios caros o gastar dinero. Cosas tan sencillas como ir al parque, salir en bicicleta o ir por una nieve. Déjalos que ellos escojan algo que a ellos les interese; vas a ver el impacto positivo que esto tiene.

Involúcrate. Platica con ellos de lo que sea, pero también escúchalos. Muchas veces en las conversaciones más aleatorias, sale información muy importante.

Otra situación en donde nosotros vimos que se necesitaba tiempo de calidad entre miembros de la familia, fue con nuestras dos hijas. Ya llevan tiempo peleándose entre ellas y la verdad es que la dinámica familiar se vuelve muy tensa. Ciertamente las dos son muy diferentes, pero algo tienen en común; así que tomé ese común denominador y lo use para con las dos. Me las llevé a pintar cerámica, que les gusta, les ayuda a concentrarse y luego las hace sentir muy orgullosas de sus creaciones.

Lo pasamos muy bien y entre ellas también lo disfrutaron. Es lindo ver cuando los hermanos se llevan bien.

Una buena relación con tus hijos, es un lazo de por vida. Cuando nuestros hijos están pequeños, es cuando tenemos la oportunidad de construirla.

 

 

2 Respuestas

  1. Muchas gracias por compartir tu experiencia en la maternidad. Eso de las citas no lo había considerado. Saludos!!!
    • Mi Rol de Madre
      Yo lo trato de hacer cuando se puede y para ellos es muy especial. Es SU tiempo contigo. Gracias a ti por leer. X

Agregar comentario