Por qué es difícil ver a nuestros hijos crecer

Cuando nos enteramos que vamos a ser mamás por primera vez, lo único en lo que pensamos es en el embarazo. Algunas pensamos que es lo más pesado que hemos vivido, cuando realmente lo es cuando nace el bebé.

Siempre he dicho que entre más grandes los hijos, más grandes los retos. Eso es una realidad.

Puedo decir que he disfrutado todas las etapas de mis hijos. Todas vienen con sus maravillas y con sus dificultades. Pero nadie nos prepara para cuando comienzan a crecer.

Ciertamente no todas las etapas se viven de igual manera y definitivamente no es lo mismo con cada hijo.
Ahora papá y yo nos encontramos entrando en la pre adolescencia  y lo repito NADIE TE PREPARA CUANDO LOS HIJOS COMIENZAN A CRECER.

La verdad es que tener hijos hoy en día es todo un reto. Estamos expuestos a un millón de cosas. Vemos las maternidades perfectas en las redes sociales. Los programas para los niños son más abiertos y más violentos. Nada nos asusta y al mismo tiempo nos cuidamos de más por todo lo que hay allá afuera.
Siento que hoy en día la infancia dura muy poco. Los niños tienen prisa de crecer. Es muy común ahora ver a las niñas maquilladas con base, contour y toda la cosa; usando sostén cuando ni siquiera se han desarrollado. Los niños teniendo acceso a videojuegos para más grandes. Acceso a redes sociales, las cuales aún no están listos emocionalmente para manejarlas. Mesadas (o domingos) de cifras que yo jamás hubiera imaginado tener a esa edad. Equipos tecnológicos que hasta yo quisiera para mi y demás.

Siento que toda esta prisa viene también de los papás. ¿Qué límites ponemos? ¿Qué pedimos a cambio? ¿Qué responsabilidades tiene los hijos en el hogar? Pero sobretodo ¿CUÁL ES NUESTRA PRISA DE QUE CREZCAN?

Como ya sabes, nuestra familia es una mezcla de una cultura mexicana en una cultura inglesa. Todo avanza más rápido en Europa. Los hijos dejan muy pronto el hogar. Las relaciones sexuales comienzan en una edad más temprana. Los niños tienen acceso más fácil a temas de adultos y la lista sigue y sigue.

Te cuento algo por lo que estamos pasando actualmente.
Luciana mi hija la mayor acaba de iniciar 5to de primaria. Tiene 9 años y para mi (y no es porque sea su madre) es una niña todavía. La escuela permite que los niños salgan caminando solos sin un adulto en este año. Para mi sorpresa, la mayoría de los padres de sus compañeros firmaron la circular y no nada más eso, sino llevar con ellos su celular también. Y yo…bueno, digamos que me rehusé a hacerlo. ¿Por y para qué? Si es muy pequeña todavía, a veces no cruza bien la calle, a veces no me avisa que se va a mover del parque, no ponene atención cuando está en su celular, de todas formas recojo a sus hermanos de la escuela y…y yo no estoy lista para que ella lo haga.

Es difícil verlos crecer. Pero nosotros vamos aprendiendo con ellos también. 

Ellos necesitan poco a poco tener su independencia y nuestra confianza, pero no llegan solos, nosotros tenemos que enseñarles a logarlos.
No porque ya son “grandes”, nuestro trabajo ya está hecho. Si, los primeros 5 años son los más importantes para su desarrollo físico, mental y emocional, pero nuestra maternidad no termina aquí.

Ahora vienen otros aprendizajes, unos que son ahora más complicados.
Relaciones interpersonales
Apoyo académico
Cambios físicos/hormonales
Salud emocional
¡UFF!

No te miento, si me da miedo. Creo que por más libros que leamos, la práctica supera la teoría. Si, la vamos a regar algunas veces, pero sabes qué, todas hacemos lo mejor que podemos con los conocimientos que tenemos a la mano. 
No estás sola, aquí estamos muchas que seguido nos preguntamos ¿Cómo le vamos a hacer?.
Así que respiremos profundo y vayamos un día a la vez.

M.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.