Mi Socio

Si yo pudiera describir con una palabra a este señor, creo que la que mejor lo describiría sería la de SOCIO.
A él lo conocí hace precisamente 16 años. Un estudiante recién graduado de Universidad con toda la ilusión de comenzar una vida nueva.
Lo que no sabíamos en ese entonces, es que a pesar de que los años pasaran, cosas llegaran y se fueran, nuestras vidas nunca volverían a ser las mismas.
Con él he vivido 9 años de mi vida.
Con él he escuchado millones de anécdotas nuevas.
Con él he conocido nuevos países, nuevas culturas y nuevos idiomas.
Con él he aprendido a vivir en pareja y saber convivir con alguien diferente a mi.
Con él he aprendido a negociar y a llegar a acuerdos que nos beneficien a los dos.
Con él he aprendido a ceder y a defender mi opinión.
Con él he aprendido que apesar de que la vida tiene un lado negativo, siempre hay que enfocarse en el positivo.
Con él he prendido a expresar lo que siente mi corazón.
Con él he aprendido de los errores.
Con él he aprendido a reconocer los logros.
Con él he reconquistado la intimidad.
Con él confirmé que el amor no tiene límites.
Con él me he convertido en madre.
Con él he aprendido a ser madre.
Con él he construido nuestro hogar.
Con él he formado nuestra familia.
Con él he aprendido a disfrutar de la compañía.
Con él he aprendido a disfrutar la soledad.
Con él late mi corazón.
Por eso y por tantas cosas que hemos pasado juntos, no hay día en el que yo no quiera celebrar el milagro de la vida con él.
42 años siendo un hermoso ser en este mundo y nosotros muy agradecidos por formar parte de él.
Feliz cumpleaños mi amor!
IMG_3436

18 Fáciles opciones para el lunch escolar.

Mis queridas madres, hemos llegado a un momento del año que muchas de nosotras estábamos esperando con ansias.
No, no me refiero a ese momento en el que se llevan a nuestros hijos por unos días y podemos descansar todo lo que podamos (¡y necesitemos!) Aunque muchas si han podido disfrutar de esos beneficios, habemos otras que sólo lo podemos hacer por unas cuantas horas al día; y claro, aprovechamos para hacer miles de cosas, que el dormir obviamente se vuelve la última prioridad.

A lo largo del primer año de escuela de mi hija, logré capturar en fotos algunos de los lunchs que le mandaba.
En la escuela, los niños pueden disfrutar de menús semanales gratuitos hasta que cumplen los 7 años, ya después tienen un costo extra.
En nuestro caso, no faltaban los días que yo sabía que de plano mi hija no iba a comer y era cuando le enviaba comida de casa.

Aqui te comparto las combinaciones para que te des ideas para enviarles a tus hijos. Son muy completas porque esa es la comida del medio día, pero igual y puedes variar con cosas que sepas que les gustan a tus hijos.
¡Aprovecha las sobras del día anterior!

Te confieso que algunas veces el plato llegaba a la mitad y unas contadas casi completo, pero persevero y trato de mandarle cosas variadas pero que se que le gustan.
También le mando jugo sólo porque es la única vez al día que se les permite tomarlo, lo demás es agua y como siempre regresa con su termo vacío, no me preocupa que tome un poquito.

Recuerda que los niños tienen gustos, preferencias y aunque no lo creas antojos (¡a veces más complicados que los de una!) y bueno, me ha costado aceparlo pero van haber muchas veces que lo que les mandemos no se les antoje y ni modo.

Buen provecho y feliz regreso a clases (mamis)

M.

IMG_9720
Rollitos de tortilla tipo wrap con jamón de pavo y queso philadelphia.
Palitos de zanahoria y pepino
Cuadritos de cereal integral.
Pringles (papitas)
Yogurt
Jugo
 IMG_9722
Brochetas de salchicha de pavo con queso amarillo.
Pasitas cubiertas con chocolate.
Uvas verdes sin semilla.
Galletas saladas.
Mandarina.
Jugo.

 

IMG_9723
Ensalada de pasta con atún, mayonesa y elote.
Pan con mantequilla.
Nectarina.
Mini muffin casero de manzana.
Jugo.

IMG_9726

Mini pastel de carne (meatloaf) con queso amarillo.
Ketchup.
Triangulito de queso con pretzels.
Fresas.
Patel de chocolate.
Jugo.

IMG_9728

Sandwich en pan bagel con queso crema y salmón.
Plátano.
Pringles (papitas)
Deditos de galleta cubierta con chocolate.
Jugo.

 

IMG_9729
Mini pastel de carne (meatloaf) con queso amarillo.
Ketchup.
Queso.
Fresas y melón.
Estrellitas de ricecrispis con malvavisco.
Jugo.

 

IMG_9731
Pasta casera con salsa de tomate y cuadritos de pollo.
Estrellitas de zanahoria y pepino.
Hummus.
Mini muffin casero de manzana,
Yogurt.
Jugo.
 IMG_9732
Mini pizzas en pan tipo pita.
Piña y cerezas.
Galletas.
Jugo.

IMG_9734

Quesadilla con pollo.
Mandarina.
Pringles (papitas).
Fruta seca.
Jugo.

IMG_9735

Salchichas cubiertas con hojaldre.
Estrellas de pastel de vainilla casero.
Uvas y frambuesas.
Triangulito de queso.
Jugo,

IMG_9736

Tortitas de atún con papa.
Pasta de coditos con queso.
Uvas y mandarina.
Pasitas cubiertas con chocolate.
Jugo.
IMG_9738
Empanadas de carne molida con papa.
Zanahorita y pepino.
Hummus.
Fruta seca.
Jugo.

IMG_9740

Sandwich de jamón de pavo, queso y aguacate.
Kiwi.
Uvas.
Pretzels.
Pastel de chocolate.

IMG_9741

Rebanadas de Roast beef.
Rebanadas de queso.
Galletas.
Zanahoria y pepino.
Hummus.
Deditos de galleta cubierta con chocolate.
Jugo.

IMG_9742

Ensalada de pasta con pollo, mayonesa, elote y chícharos.
Queso.
Uvas, fresas y arándanos.
Mini muffin casero de manzana.
Jugo.

 

IMG_9744
Banderillas de salchicha de pavo.
Ketchup.
Zanahoria y pepino.
Kiwi y fresa.
Triangulito de queso.
Jugo.
IMG_9745
Quesadilla con pollo.
Brócoli.
Mango y fresas.
Estrellitas de chococrispis con malvavisco.
Jugo.
 IMG_9746
 
Ensalada de pasta de moñitos con calabacita, cuadritos de jamón y queso mozarella. ,
Queso.
Uvas.
Pastel de chocolate.
Jugo.

El sexo después de los hijos no es como me lo contaron

Ahhh como no recordar esas mañanas pacíficas, donde despertabas tarde y había todo el tiempo del mundo para quedarse en la cama. O despertarse de una forma traviesa con tu pareja, tomar una ducha laaaaarga y volverse a acostar.

Recuerdas esas tardes en donde podías seducirlo en cualquier parte de la casa y no importaba quién los viera, cerraban las cortinas y ya está. O si eres de esas expresivas, gritar y gemir sin miedo a que alguien los escuchara y llegaran preguntando "Qué están haciendo?"
Que divertidos tiempos...
Los extrañamos....Y MUCHO!
Tener intimidad con tu pareja después de tener hijos, es una aventura medio complicada (dije medio?) y es que toda diversión se reduce a tiempos limitados, rapiditos, noches sin energía, dolores de cabeza (literal), acción entre llantos de los hijos durante la noche, esquivar obstáculos (ósea juguetes) por todas partes de la casa y mucho más.
Si no por nada se dice que "los hijos son los mejores anticonceptivos"
Pues bueno, ahí estábamos nosotros con la hormona alborotada un domingo por la tarde.
Un poco cansados por que como de costumbre, los hijos no paran...
Mi marido había subido a descansar un poco y cuando fui por algo al cuarto, de pura broma se me ocurrió advertirle que descansara lo suficiente porque en la noche quería "chaca chaca".
La verdad es que a pesar de que intentamos de que la intimidad no se limite a nuestro cuarto, la realidad es que es casi imposible hacer travesuras en otras zonas de la casa, no? mis hijos se escabullen por todas partes! y de buenas que el pequeño aún duerme en su cuna porque con 3 roedores por la casa, terminaría por enloquecer.
Super matapasión, cero ropa sexy, ni un pre que te prepare para la acción. Todo es muy rápido, casi como un sueño, de esos que no sabes si estás dormida o despierta.
Pero en ese momento las cosas estaban a nuestro favor; los hijos perdidos con la televisión, uno que otro cansado y bueno...una cosa lleva a la otra y....MAAAAAMIIII qué hacen? justo cuando pensabas que la acción iba a comenzar...uno de tus hijos entra al cuarto con toda la intensión de quedarse.
Su cara pícara hasta parecía que sabía lo que planeábamos hacer, de risa de verdad. Y ahí se queda, queriendo platicar lo que en toda la mañana no quiso. Las miradas de complicidad entre tu pareja y tu, las ganas que te recorren el cuerpo por comértelo y dentro de tu cabeza sólo cabe el pensamiento de "VETE DE AQUÍ"
Tu risa nerviosa y los sudores frios, de buenas que apenas iban a comenzar. Que no se les ocurra subirte la falda porque vas "comando" y bueno, de ahí se disparan los llamados por ti.
Bajas y te haces cargo de todas las peticiones. Preparas snacks, bebidas, un programa o película que dure lo suficiente, le subes al volumen y le das la tablet al que no quiera ver la tele. Mientras haces todo eso, sólo estás pensando en tu próximo movimiento.
Subes y ahora si todo es historia.
Escuchas campanas, ves fuegos artificiales y todo se siente como si te estuvieran ovacionando. Te tomas un minuto y te paras antes de que alguna criatura suba. Volteas, ves a tu pareja tendida en la cama, lo observas y sólo piensas que dentro de lo que cabe, son muy afortunados de poder tener momentos así y que a pesar de los contratiempos y de los años juntos, todavía tienen la chispa.
Que a pesar de que el cuerpo no es lo mismo, ni la intimidad es tan frecuente, que la ropa sexy que te habías comprado para la luna de miel igual y ya no te queda, que la cama rechina y no es por toda la acción que han tenido sino, por los niños que siempre saltan en ella, que la música que ahora está de fondo no es precisamente la más romántica y que tal vez se hayan lastimado con algún lego olvidado por ahí...
Siguen estando juntos y se escogen diariamente.
M.

Mamá…me prestas tu teléfono?

Ahora que los niños están de vacaciones y que a veces las cosas en casa son más intensas que de costumbre, no se tu pero yo muchas (y digo muchísimas) veces, recurro al uso de la tecnología para poder tener un momento para respirar (o cocinar o limpiar o recoger o lavar o jugar con uno en específico).

La verdad es que siempre he tenido un montón de conflictos con este asunto. Por una parte me siento culpable porque siento que no los estoy atendiendo, pero por otra pienso que no tiene nada de malo que ellos se distraigan con algo más.
Constantemente me pregunto qué hacíamos nosotros antes de la tecnología? yo no recuerdo a mis papás jugando todo el tiempo con nosotras. Cómo nos entretenían cuando íbamos a comer fuera de casa? o mientras ellos hacían las compras? de verdad que mis respetos.

La humanidad va evolucionando y ella con todo a su alrededor. Antes nos llevaban  libros, colores, cuadernos y juguetitos para entretenernos, yo todavía lo hice con mi primera hija, ahora....los seguimos llevando pero en otra forma jejeje.
Cualquier abuso es malo y al igual que como antes pensábamos que cuando una persona estaba siempre metida en sus libros o en sus dibujos, no socializaba, o no hacía ejercicio o lo que sea, era malo; digo, no se desarrollaban esas habilidades sociales y de comunicación que se supone se desarrollan con varias actividades al aire libre no?.

Yo creo que la idea es que haya un balance en las actividades de nuestros hijos.
Una vez leí que debemos dejar que nuestros hijos se aburran; cierto, pero cuando pasa eso, tengo a mis hijos atrás de mi pidiéndome que les prenda la tele o de plano siento la obligación de entretenerlos y jugar con ellos (sabrás que a mi no me gusta mucho que digamos jugar, no tengo imaginación y bueno...te lo platico en mi post anterior)

Mucho es mi culpa. Me la paso viendo mi teléfono, escapándome a la computadora para revisar cosas o de plano me ven comprando el super en la tablet. Obviamente ellos van a interesarse por lo que hago o más bien, en donde lo hago jaja, me ven tan picada con ella que ellos también quieren moverle.

Como los tiempos van cambiando, o nos adaptamos o perdemos. En la escuela nos han recomendado aplicaciones para nuestros hijos, en los grupos de mamás ellas también van a hacer sus recomendaciones y una...bueno, digamos que leemos todos los comentarios y a veces hasta los jugamos para saber de qué se tratan.

Es increíble la facilidad con que nuestros hijos manejan todos los aparatos; una creería que nacen sabiendo cómo hacerle. Me creerías que hoy en día, el uso de tablets puede ser benéfico con niños que tienen problemas de comunicación? es medio redundante pero, hay niños que aún no leen y escriben y sienten frustración al no saber cómo comunicar ciertas cosas. El uso de las tablets muchas veces les ayuda a enseñarnos lo que quieren decir, lo que les gusta y lo que no.
Cuando ven fotografías, refrescan su memoria y les ayudan a hacer historias.

Como te platiqué antes, el uso de tablets con las aplicaciones adecuadas pueden ser de mucha ayuda para los niños. Lo puedes llevar al mundo real también! Un claro ejemplo puede ser esas aplicaciones donde tienen que ordenar las cosas por color, tamaño, patrón, etc, eso lo puedes hacer en casa con la ropa al dividirla para lavarla, la fruta por colores, juguetes por tamaños, entre otras cosas.

Cabe mencionar algo MUY importante y es que el que las aplicaciones sean interactivas no siempre significa que sean educacionales. Pueden ser entretenidas por un lapso de tiempo, pero seguro los niños se aburren conforme pasa el tiempo y piden algo nuevo. Esto es como todo, mantenerlos con retos y con el ratoncito en su cabeza trabajando. Es recomendable también rotar las aplicaciones después de cierto tiempo (así como lo hacemos con los juguetes)

Por último yo te recomiendo que tengas cuidado con las aplicaciones gratis. De verdad que me han dado muchos dolores de cabeza y es que, muchas veces tienen pop ups de otras aplicaciones o anuncios que les llama la atención a los niños, le pican y luego se salen de lo que les dejaste, compran cosas o qué se yo.
Hay otros que te envuelven tanto en el juego y no te dejan seguir si no pagas la cuota y luego para explicarle al hijo lo que pasa, está difícil y seguro que quieres ahorrarte unos cuantos berrinches.

Como todo hay que mantener un balance. Yo si dejo que mis hijos vean la televisión y jueguen con tablets, pero también hacemos muchas actividades manuales, vamos al parque y a muchos lugares al aire libre. En esta vida hay que hacer de todo.

Tu...los dejas?

M.

cel

Sufres del Síndrome de Burnout?

Sabes qué es el Síndome de Burnout?
Inicialmente se definió así a la carga profesional, emocional y física que soporta una persona, es decir cuando una persona explota por haber estado sometida a un periodo de estrés prolongado.
Te suena familiar? Bueno, si no lo dices tu lo digo yo. A mi si.
Ser madre es algo maravilloso, te cambia la vida por completo, no solo físicamente, sino emocional, social y todo lo que puedas imaginar. Si la evolución social del ser humano ya es algo importante y difícil (conocerse, enamorarse, casarse, reproducirse, etc), el dar vida lo es mucho más.
Porque el dar a luz no es el final del camino, sino es el principio de una vida tanto humana como familiar. Una nunca deja de ser madre, verdad?
A nuestro Rol de Madre, tenemos que agregar muchísimas cosas más. La casa, la familia, las compras, la ropa, las vueltas, las clases y muchas mujeres trabajan fuera de casa también! Con razón muchas madres lo estamos sufriendo y son aún más las que lo sufren y no hablan del tema!.
Cuando yo conocí este término, estaba en la Universidad. Lo volví a escuchar cuando trabajaba profesionalmente y es que, había momentos en la compañía donde el estrés y las jornadas de trabajo prolongadas, podían afectarles a los empleados más susceptibles.
Ahora que soy madre, me queda claro que nosotras somos suceptibles también. Lo platiqué con la terapeuta y me confirma que era algo muy común entre las madres, lamentablemente no se habla tanto del tema, la gente lo desconoce y por eso suceden fatalidades.
Para serte honesta, yo creo que estoy pasando por algo similar. Me siento agotada física y emocionalmente. 
Jamás pensé que ser madre iba a ser TAN pesado y que me iba a enfrentar a tantas cosas que requieren mi estabilidad emocional intacta.
Ahora mismo me encuentro con dos infantes (3&2 años) que están en una etapa donde comienzan a tomar sus decisiones y que no entienden las razones de cuando se les niega algo. Los dos se la pasan peleando constantemente!
Mi hija de 5 años también está descubriendo una parte de ella, sus sentimientos, emociones y mucho más. Su negativa de ir a la escuela TODOS los días, la lentitud para que haga las cosas y pedírselas todas más de 5 veces.
Es agotador ser réferi todo el tiempo de pleitos dentro y fuera de casa.
De perseguir personitas para vestir, para comer, para lavarse los dientes, para bañarse, para limpiarlas cuando van al baño. De hacer la comida, lavar, limpiar, hacer el super, jugar con los niños, pasear a la perra, etc etc etc.
Me come la ansiedad y hay veces en donde siento que no puedo respirar y que tengo un peso muy grande sobre los hombros.
Me siento privada emocionalmente de ser feliz y lo peor es que observo a mi alrededor y todo está bien. Soy yo la que no está bien, soy yo la que ya tuvo suficiente.
Se me dificulta mucho llorar pero siento la presión en el pecho de que necesita salir. Tengo miedo de gritar por traumar a mis hijos jejej, entonces todo se está guardando y no hay dónde soltarlo. Hasta estoy considerando comprar un punching bag para pegarle o irme a un lugar aislado y romper muchos platos y gritar para que nadie me escuche.

Cómo puedes saber si estás subiendo de Burnout? Estas son algunas banderas rojas que yo comencé a tener y que fueron las que me llevaron a buscar ayuda profesional:

  • Estas exhausta. Cansada todo el tiempo, emocional y físicamente. Te cuesta trabajo dormir.
  • Falta de motivación. Nada te emociona nit e llama la atención.
  • Frustración y emociones negativas. Decepcionada de las cosas a tu alrededor, falta de autoestima o pesimismo continuo.
  • Problemas cognitivos. Falta de atención, de concentración. Estar a la defensiva y por lo tanto ver amenazas donde no las hay. Olvidadiza. Preocupada.
  • Baja de desempeño en actividades diarias.
  • Irritabilidad.
  • Falta de cuidado personal. Comer o beber de más, fumar, estar acostada todo el tiempo. Falta de iniciativa para tener actividad física.
  • Insatisfacción. Nada te gusta, nada alcanza tus expectativas.Todo es blah.
  • Problemas de salud. Dolor de cabeza, estómago. Músculos tensos, presión en la mandibular y rechinado de dientes durante la noche.
No soy ninguna especialista en el tema, más de lo que yo he experimentado y estos son algunos consejos que te puedo dar.
  • No podemos decir SI a todo, debemos priorizar. Comienza a decir NO de vez en cuando.
  • Terapia. Es difícil aceptar este tipo de ayuda, pero muchas veces necesitamos a un tercero para que nos ayude ver cosas que la gente que nos rodea no pueden ver.
  • Desconéctate. Por más que me duela admitirlo, a veces estar conectada en las redes sociales nos afecta emocionalmente. Para bien o para mal, al menos trata de irte a la cama sin ver tu teléfono o tablet.
  • Disminuye tus expectativas. Hoy en día el estereotipo de “la Madre perfecta” está muy subido de tono. De verdad que siento que se espera de nosotras maravillas y aunque si lo podemos hacer, es exhaustivo!
  • Tratamiento contra la ansiedad. Hay personas más susceptibles que otras de sufrir de ansiedad. Si tu crees que la sufres frecuentemente, tal vez sea bueno comentarlo con tu terapeuta para evaluar la necesidad de algún medicamento ansiolítico.
  • Has ejercicio. Si tienes tiempo, motivación y te gusta, inténtalo. Conocerás gente nueva, te pondrás en forma y escaparás un momento de todo lo que te agobia.
  • Alimentación. Cómo es tu dieta? Te estás nutriendo sanamente? Como cuides de tu cuerpo y alimentación afecta mucho tu estado de ánimo. (Yo esto lo pospuse hasta nuevo aviso)
  • Maternidad. Cómo se encuentran tus hijos? Alguno de ellos está pasando por un period estresante? Cómo es su desarrollo físico y emocional? Este factor afecta mucho la parte emocional en los padres. Busca ayuda para tu hijo y de ser posible para la familia en general. Habla con su pediatra, maestros y pide consejos para saber cómo manejar esta situación.
Espero que estos consejos te ayuden. Como te digo, no soy ninguna especialista, pero creo que conocer la experiencia y situación de alguien más, no solo nos ayuda a no sentirnos solas sino que, nos ayuda a ver la perspectiva de alguien más que pasa por algo similar que nosotros y eso es reconfortante.
M.

sindrome

 

 

 

 

 

La realidad del post-parto.

Durante esta semana, actualizándome en las redes sociales me topé con esta foto, la cual muchos pensarán que es un poco grotesca y atrevida.
 
posparto
 
 
Esta foto pertenece a Amanda Bacon, una bloguera y fotógrafa ahora madre de dos, de Carolina del Norte US. Ella compartió esta foto que su esposo tomó el día que nació su segundo hijo (y la cual el padre no tiene ni idea que ya se hizo viral).
 
OBVIAMENTE que quise escribir al respecto. 
Cuando yo todavía no era madre y veía las fotos de conocidas recién paridas, todas bonitas, con pijamas combinadas con botones al frente para poder amamantar a sus recién nacidos, maquilladas, cabello planchado y su habitación llena de flores, regalos, globos y mil visitantes, yo pensaba “órale, esto no ha de ser tan malo, si, tal vez te sentirás cansada pero los bebés duermen un montón no? ahí es cuando me puedo echar una manita de gato y no verme tan mal”
MENTIRA!!
Jajajaja nada más de recordar ese pensamiento muero de risa y me doy pena ajena jajajajaj.
Cuando estaba embarazada de mi primer hija, me compré la pijama más bonita con botones adelante; junto con todas las babosadas que empaqué para el hospital, empaqué maquillajes y demás. Si, empaqué todo lo necesario también y doy gracias al cielo y a la instructora de las clases prenatales, que me iluminaron con todo eso. Pero de verdad que un 30% de lo que empaqué no lo usé.
Después de una labor de parto de 25hrs y exhausta porque mi hija no quería salir, yo daba susto al miedo.
Me dejaron en la habitación de parto con mi hija en brazos, mi marido alado y abajo, al pie de la cama un charco de sangre (no te traumes, así es aquí porque una vez que te vas, limpian y desinfectan toda la habitación).
Con las fuerzas que tenía me bañé, me puse mi pijama bonita y…que empiece lo bueno.
Estuve 4 días en el hospital porque mi hija no queria amamantar y las parteras no me querían dar de alta. Esos 4 días los pasé casi encuerada en una habitación enorme con divisiones para las demás madres. Entre que intentaba alimentar a mi hija, que me sacaba el calostro con jeringas, las parteras entrando y saliendo, sangre sangre y más sangre….pero qué es esto?!!! Me estoy desangrando, es normal?!!!
Cuando conciliábamos el sueño las dos, yo moría de calor porque las camas por debajo tenían plástico, pero si me destapaba moría de frío porque tenían el aire acondicionado. Ve al baño pero llévate a la bebé en su cunita rodante porque nadie la cuida. Trata de dormir otra vez mientras alguien ronca u otro bebé llora…
mel01
El postparto no es bonito y no es como lo pintan las redes sociales; o bueno, hoy en día habemos más mamás que hablamos más al respecto, nuestra experiencia y la realidad.
No me lo tomes a mal, es un momento hermoso e inolvidable pero también es duro para la mayoría de las madres. Pero lo que yo no entiendo es por qué no se habla de esto como es? si es algo tan natural.
mel02
Estando en casa fue algo muy parecido. Todo el tiempo sin blusas y tops, sentándome como si aún estuviera embarazada porque las suturas de la episiotomía aún me molestaban, cambiándome seguido de toalla femenina y sintiendo que me caía hacia atrás por el cansancio inexplicable que tenía.
 
Los dos partos que le siguieron fueron así o peor, porque ya tenía más personitas que necesitaban de mi y los días de sentarme, "relajarme" mientras el bebé dormía y demás se habían terminado.
mel03 mel04
Bueno, basta de tanto rollo. A lo que yo quiero llegar es a decirte algo muy importante. Si estás por convertirte en madre por primera vez, olvídate de los demás. Esta aventura que está por comenzar es tuya con tu hijo y tu pareja. Es algo messy y revoltoso pero hey...vas a dar vida! a sacar una persona de tu cuerpo, quién espera que eso se vea bonito y una termine como si nada hubiera pasado?! por que si que ha pasado, es una realidad y la realidad es messy. Disfrútala! que de verdad dura muy poco.
Si te conviertes en madre por 2da, 3ra o más veces (que valiente!) ya sabes de lo que hablo y con cada parto te das cuenta de lo que verdaderamente es importante.
M.
 
 
 

 

Cuando los padres no se ponen de acuerdo.

Qué pasa cuando los padres quieren tomar caminos diferentes?
A nosotros literal nos ha pasado y es que cuando vamos de camino a la escuela o de regreso, mi marido tiene un camino por donde irse y yo tengo otro. Obviamente no es lo mismo caminar dos adultos con 3 niños a una sola con los 3 verdad? Lo que yo busco es practicidad pero que todos estén seguros; sobretodo cuando alguien viene en la bicicleta o en patines.
Bueno, como esto es tan literal, también existe en la forma de crianza.
Todos crecimos en un ambiente diferente y aún cuando nos hayan criado de una manera similar, nosotros somos personas diferentes e interpretamos el mundo de manera diferente. Olvide mencionar que somos diferentes?!
Pero cómo ponernos de acuerdo para criar a nuestros hijos?
Primero que nada debemos de recordar que somos un equipo, que debemos de mantenernos fuertes, unidos y sobretodo bien comunicados. Se dice fácil pero no lo es. Estas pequeñas criaturitas a las que llamamos hijos, inconsientemente pueden hacer que las parejas nos disgustemos y hasta nos dejemos de hablar por unos momentos. Y ellos lo sienten! Saben cuando los padres no están en sincronía .
Como cualquier pareja, nosotros tenemos nuestros buenos y malos momentos en cuestión de crianza. Sin embargo, te quisiera compartir unos puntos que aplicamos y que nos han servido muy bien.
No somos expertos en esto, pero creo que platicarlo con más parejas y escuchar sus opiniones, nos ayuda a enriquecer las nuestras y tomar los consejos que nosotros creemos que nos pueden mejorar como padres.
1. Respaldo. Que esta sea la regla numero uno. Si uno de los dos padres es el que va a disciplinar a los hijos, el otro tiene que respaldar la decisión, aún y cuando no esté de acuerdo; de otra manera el hijo percibirá inestabilidad en los padres.
2. Llegar al mismo punto. Sea el camino que cada quien escoja para criar a sus hijos, traten de llegar al mismo punto. Ya sea de una forma práctica, o hablando, o jugando, o con ejemplos y explicaciones, como sea pero no se les olvide que el foco son los hijos.
3. Hablen sobre decisiones de crianza cuando los dos estén calmados y en sus 5 sentidos. Así podrán escuchar la perspectiva del otro sin criticar. Platicar argumentos y motivos y así tal vez pueden influenciar en la decisión del otro. El respeto a la opinión de la pareja da como resultado que esta se abra a otras opiniones también.
4. Empatiza con tus hijos pero sin hacer a un lado a tu pareja. Que tus hijos se sientan comprendidos pero que se mantenga en pie la decisión que tu o tu pareja tomaron. Así ellos sentirán tu empatía hacia sus sentimientos y no se sentirán solos. Después en calma, tu pareja y tu pueden volver a discutir los puntos de vista y tal vez puedan llegar a una decisión diferente o se podrán poner de acuerdo para la próxima vez que tengan una situación similar. 
Yo recuerdo muy bien una vez que mi papá me dijo "ustedes se van y nosotros nos quedamos juntos, sea lo que sea que estemos decidiendo, yo la respaldo a ella y ella me respalda a mi"
5. Conocer un poco más de la infancia de tu pareja ayuda a entender el por qué de su estilo de crianza antes de llegar a ser crítico de ella. Qué funcionó en sus momento que puedan funcionar ahora y qué no. Así podrán llegar a un acuerdo uniendo lo bueno de cada crianza.
6. No peleen por diferentes puntos de vista enfrente de tus hijos. A veces el hecho de que tu pareja y tu no estén en la misma página y tus hijos se den cuenta, puede llevar a que estos manipulen la situación. Mamá dijo que no, pero papá dijo que si? Papa es muy estricto y cuando le riñe al hijo, mamá opina diferente enfrente de él? Como estos ejemplos MUCHOS! 
Está bien tener opiniones diferentes y está bien platicar y discutir las diferencias, sobretodo si en equipo llegan a una solución; pero si la situación se torna tensa y sin dirección es mejor que lo hablen después para cuando se vuelva a presentar una situación similar puedan manejarlo mejor.
7. Tiempo fuera. Cuando la pareja está perdiendo el control sobre una discusión a la cual no están llegando a un acuerdo, definan quién es la persona que se va a alejar ese momento. Vete a caminar, a manejar o algo que te distraiga. Regresa después ya que los dos estén calmados. Hablen, escucha, que te escuchen y así podrán llegar a un acuerdo de forma pasiva. En nuestra relación, yo soy la que se va de la habitación.
8. Y si no nos ponemos de acuerdo? Si como pareja sienten que han hecho todo lo posible para estar en la misma sintonía pero de plano no se encuentran, tal vez una buena recomendación es buscar ayuda professional.
Muchas veces nos ciclamos en lo mismo y no podemos apreciar bien el panorama.Un consejero les puede proporcionar herramientas para comunicarse mejor.
Lo creas o no, las diferencias en la pareja en vez de verse como debilidades puede ser una Fortaleza. Estas enriquecen nuestra perspectiva y nos ayuda a entender mejor a nuestra pareja; la clave está en encontrar una forma de ponerse de acuerdo sin dejar a los hijos en medio de las diferencias.
Nosotros lo hicimos por varios meses y aunque el motivo de buscar ayuda no fueron los hijos, si nos ayudó a aprender a comunicarnos mejor.
Espero que estos consejos te sirvan tanto como a nosotros. Cada pareja es diferente y no todo aplica a todos los casos. Tu conoces tu hogar y tu familia y un poquito de orientación no le perjudica a nadie. Ser padres es algo muy difícil y nadie sabe desempeñar este papel hasta que se vive en carne propia. Somos seres humanos y todos tenemos defectos, la clave es tratar de mejorarlos para nuestros hijos.

 

M. 
 
mirol01
 

No me juzgues por el color de las uñas de mi hijo.

Yo soy la mayor de 3 mujeres + mi mamá + 2 perritas niñas = mi papá el único hombre. Que difícil vivir con tantas mujeres!!!!

En mi familia ahora es más balanceado ya que, desde hace dos años recibimos al último miembro, un guapísimo niño que me tiene loca en todos los sentidos.

En mis pocos minutos de ocio durante la semana (ósea como 10 máximo), me gusta ponerme guapa, me visto un poquito más de salir, me arreglo mi cabello, uso un poco de labial y me pinto las uñas, aaaaaaaaaaaunque eso dure un día solamente porque con la rutina y toda las lavadas de ropa y platos que una hace, el esmalte se cae de volada y hacerme esas cosas novedosas de gel y demás…digamos que prefiero gastarlo en muchos cafés jajaja.

En fin, todo eso mis hijas lo ven y aunque no sea muy seguido, lo imitan.

Que levante la mano quién no en su infancia quería maquillarse con las pinturas de mamá, usar su ropa, sus collares y sus tacones? Yo recuerdo muy bien en el kinder de tener una esquina con ropa para disfrazarnos y algunas cosas eran de mamá; un collar de perlas, unos zapatos de tacón bajito de color negro y una falda larga con flores.
Qué días….

Bueno, pues mis hijas no son las únicas que quieren imitar lo que hago. Mi hijo también y él no queda exento de verme cuando me doy una manita de gato y él quiere seguir mis pasos.

Recuerdo hace unos años, una de mis amigas me contó que a su hijo le pintaba las uñas. Yo con sólo una niña, en su momento no fue algo que me hizo gracia y hasta le dije que no era algo que debía de incitarle a hacer, a lo que ella me respondió que “si el niño se lo pedía, ella lo iba a hacer porque es una forma de experimentar, descubrir, probar y querer imitar lo que ve a su alrededor”
Su respuesta si me hizo sentido, pero yo en mi cabeza me quedé con la idea de que yo no lo haría (nunca digas nunca)

El otro día me estaba pintando las uñas de los pies; acto seguido una de mis hijas me pide que se las pinte a ella también y un segundo después, mi hijo llegó exigiendo que a él también.

Por un momento dudé, no por mi sino por mi marido; estoy segura que aunque no me reclamaría, no es algo que le fuera a gustar mucho que digamos.
En ese momento me vino a la mente las palabras de mi amiga. ¿Qué tiene de malo hacerlo? ¡No por eso es menos hombre! ¿Quién estipuló que el maquillaje y los cosméticos eran sólo para la mujer? ¿Quién le va a decir algo si es un niño? El solamente está copiando lo que ve en casa y es algo simplemente inocente.

Así es, todas esas preguntas me vinieron a la mente.

Justo un día después, mi hijo fué a la guardería y por una u otra razón, le dije a la maestra “no me juzgues por las uñas de mi hijo” a lo que ella me contestó que no era el único con las uñas pintadas y que en su experiencia, todos los que tienen hermanas mayores pasan por eso alguna vez, inclusive si no tienen y sólo copian a mamá.

Tengo que confesarte que esto no era la primera vez que sucedía ya que, una vez mis hijas encontraron un maquillaje viejo que había reservado para que ellas jugaran y cuando las encontré, mi hijo estaba todo pintarrajeado también. ¿Que me enojé, me avergoncé y lo desmaquillé? ¡¡¡No!!! hasta le tomé fotos. Se me hizo algo tan inocente e inofensivo….algo que le da curiosidad y quiere saber por qué mamá lo usa.

No es algo que voy a fomentar, pero dime…¿Qué tiene de malo que a él le de curiosidad y se quiera poner mis zapatos de tacón? O ¿Qué tiene de malo que juegue con todos los Ponys y muñecas de mis hijas? ¿Cómo va a saber él, qué es para niños y qué es para niñas? Si, ellos nacen con un género pero ¿Quién soy yo para decirle “no, eso no es para niños?!” cuando el toma la bolsa de juguete de mis hijas o quiere acostar en la cuna al bebé de juguete?

Acepto que la sociedad por siglos y siglos nos ha orillado y ha estipulado qué es para quién y estoy bien con eso, ¡De verdad!; sin embargo, no voy a limitar a mi hijo cuando se que lo que está haciendo es parte de descubrir el mundo y su funcionamiento. Porque así como juega con algo que él ve muy normal y es totalmente inocente, así su instinto lo hace para jugar con dinosaurios, carritos y luchitas, cosa que también es normal porque lo ve de papá e inclusive sus dos hermanas juegan con eso también.

En esta vida no todo es de princesas y superheroes. Y se vale experimentar y descubrir.

¿Tu qué piensas de esto?

M.

unas01 unas02

Papá:

Si pudiera decirte todo lo que mi corazón siente cuando hablo de ti, tendría que tomarme un día e invitarte desde temprana hora para poder platicar y contar nuestras historias.
 
Se que durante muchos años de mi infancia estuviste un poco distante y no fue por gusto, tu trabajo no te permitía estar tanto tiempo en casa.
Se que para mamá fue muy difícil y recuperar ese tiempo perdido es casi imposible.
Hoy no lo recuerdo con tristesa, puesto que cada vez que estabas con nosotras disfrutábamos tu presencia.
Tus juegos, tus cuidados y hasta tus regaños nos han enseñado lo que podemos encontrar en un buen padre.
No hay día en el que no te extrañe y apesar de que estamos lejos, se que siempre estás aquí.
Siento tu apoyo y tu amor incondicional.
Amo ver cuando juegas con mis hijos y el hecho de que hagas todo lo que está en tus manos para con nosotras, es digno de admirar.
 
Nos has enseñado lo que es importante en la familia. Que el amor de pareja siempre va antes que todo. Que hay veces en los que tenemos que soportar y seguir hacia adelante. Que la vida no se detiene cuando el cuerpo falla y que no importa qué tan lejos estén tus hijos, el amor de padre siempre va a ser igual.
 
Han pasado casi 33 años desde que debutaste como papá y no hay día en el que yo no agradezca que TU seas el mío.
Te amo papi, Feliz Día del Padre!!
M.
 
papa01 papa03