La dicha está en dar :)

El año pasado decidí comenzar una tradición con mis hijas en Navidad.
La razón, enseñarles el verdadero significado de la fecha y dar gracias.

Así que nos pusimos a hornear y a decorar cupcakes, mis amigas hicieron unas galletitas y al día siguiente nos fuimos todos a visitar a los bomberos.
Pasamos una tarde super agradable, los niños lo disfrutaron mucho y pudimos agradecerles todas las cosas que hacen por la comunidad.
Para los que no sepan, ellos tienen un valor importante para mi puesto que, hace poco menos de 10 años mi casa se incendió estando yo sola adentro y a pesar de que fueron sólo pérdidas materiales, el susto y la valentía se hicieron presentes.



Este año no fue la excepción y nuestro objetivo fue darle las gracias a los señores que recolectan la basura en nuestra área. Todos los viernes a las 7:45 am ellos silenciosamente pasan con su camión enorme a recoger la basura de todos los vecinos. Visten chamarras grandes amarillo brillante y se regresan corriendo al camión.

Horneamos galletitas tradicionales de Navidad y junto con una tarjeta les agradecimos el que mantengan limpias las casas y les deseamos una feliz Navidad.

 

...Bueno pues ahí estábamos nosotras a las 7:45 puntuales, esperando al camión...

Típico día inglés...

 

 

Nótese aquella con la corona desde temprano

 

Me encanta que desde temprano ellos están de buen humor 🙂

 

¡Gracias!

 

 

Nuestra dicha está en el dar y agradecer. Son tantas las personas que hay en este mundo que dan servicio a la comunidad que nunca terminaríamos, pero si podemos empezar con las de nuestra área con eso ya ponemos nuestro granito de arena.
No comparto las fotos para presumir, sino para tratar de crear un poquito de consciencia y animar a todas las mamás a plantar la semilla en nuestros hijos que aunque se lea cursi, son el futuro de nuestro mundo.

Si quieres la receta de las galletas tradicionales de Navidad te la comparto aqui.

M.

Viajando con niños…toda una aventura!

Desde que me casé, una de las condiciones para irme a vivir al extranjero era que fuéramos todos los años a México a pasar Navidad con nuestra familia.
Siete años y lo seguimos haciendo pero obviamente no es lo mismo nosotros dos a ahora con tres niños.
Cada vez es diferente y más difíciil, sobre todo por la cantidad de horas que pasamos entre origen y destino.
Este sábado nos vamos y no es broma, tengo miedo! Siempre me quedo un mes más con mi familia lejos de mi esposo para poder “reponer” mi tiempo fuera de mi país, pero ahora si que lo veo imposible.
Con una pre-escolar, una toddler y un bebe esto va a estar interesante. Para ser honesta, yo ahora no se viajar ligero y la verdad es que he encontrado que entre más mejor, siempre he necesitado todo!

Heathrow Terminal 5

Ahora que empiezan las épocas decembrinas, seguramente muchas se verán en mi situación, asi que te comparto algunas cosas que me han servido para viajar con ellos. En esta ocasión son tips más que nada enfocados a viajar en avión puesto que aún no soy tan valiente para hacerlo en transporte terrestre. 
Invierno del 2012 Atlanta USA

Prepárate con tiempo: desde que empacas hasta que te vas al aeropuerto. Entre más aumentan los miembros en tu familia, más debe de ser el tiempo con anticipación para hacer las cosas. No importa que estés millones de horas antes en el aeropuerto, siempre algo sucede y estás a tiempo para solucionarlo. (ej. Mi hija la mayor se vomitó de camino al aeropuerto, obviamente llegando allá tuve que usar el cambio de ropa de emergencia y desempacar uno de la maleta “por si acaso”)
Snacks snacks y más snacks: me guste o no a todos nos mantiene entretenidos el comer. Ojo! Llévate snacks saludables. Yo siempre empaco palitos de pan integral, deditos de queso, los paquetes que ya vienen con rebanadas de queso/jamón, pasitas con yogurt, galletas de avena, yogurt, fruta empaquetada y tal vez alguno que otro paquete de papitas/Cheetos, etc horneados.  Cuida de no llevar cosas de más de 100ml yo lo he hecho sin pensar y me los han quitado, aún siendo de niños. Y NO DES DULCES! Sino l@s tendrás con una sobredósis de energía en pleno vuelo. Si tienes más de un hijo, empaca exactamente lo mismo para cada uno y evita las cosas que sean pegajosas, que tiren muchas moronas y que sean muy complicadas de abrir.

Aún me faltan más
Etiqueta: Siempre me pasa que por tantas maletas que llevamos, alguna no llega, sobretodo en épocas decembrinas que los aeropuertos son un caos. Etiqueta todo tu equipaje independientemente que lo registres o lo lleves en mano. Como mis maletas son un poco (o muy) parecidas a las demás también les pongo listones de colores; se ve un poco ridículo cuando las lleva mi marido por que son rosa brillante, pero prefiero a que otra persona se las lleve por que la verdad aunque en algunos aeropuertos te registren el código de las etiquetas del equipaje, honestamente es muy fácil llevarse otra que no es la tuya.

Muy colorida para el bolso del niño ups!



Aplicaciones: Si tienes tablets infórmate de las aplicaciones recomendadas para niñ@s de la edad de los que tengas. Así los mantienes entretenidos por mucho tiempo. Llévate audífonos para tus hijos, los que dan en el avión no les quedan tan bien y pueden ser muy incómodos.

Entretenimiento:  Mantén una colección de pequeños juegos para dárselos a tus hijos cada hora. Ej. Rompecabezas, libros para colorear, stickers o pequeños paquetes de plastilina (playdough). Juguetes de plástico mordible para los bebés.
Medicina: Lamentablemente los niños se vuelven muy sensibles al momento de viajar. Carga contigo en cabina un pequeño estuche de primeros auxilios donde incluyas paracetamol, curitas (bandages) y antistamínicos.
El por si acaso: Lleva una pequeña maleta contigo donde lleves cambios de ropa, ropa interior, (para los niñ@s y para ti) pañales y toallas húmedas de más. Evita las maletas “carry on” de niños, aunque son adorables no son espaciosas  y al final los niños se cansan y terminas cargándolas tu.
Ya se que es mucho, pero carga una pequeña backpack donde metas una cosa de cada cosa, así  la tendrás a la mano y no estarás molestando a tus compañeros de asiento en el avión cada que necesites sacar algo de la maleta grande.

Prepárate para el cambio de clima: Empaca cambios de ropa sencillos y sueters. Las capas de ropa es lo mejor, así no tienes que estar empacado según la temporada. Si sabes que es temporada de invierno a donde vas, llévate un abrigo, es mejor prevenir que lamentar.

Si viajas en invierno, la ropa puede tener mucho volumen y parecer que llevas más de lo permitido. Yo sugiero que empaques en bolsas al vacío, así no sólo ahorrarás espacio, sino que también no andará bailando todo dentro de la maleta una vez que la entregues a la aerolínea. Ojo, solo ten cuidado de no pasarte de peso.

...y esto apenas va empezando!
Escapa de las bacterias: Siempre carga contigo un pequeño antibacterial y/o toallitas antibacteriales.  Nunca sabes dónde te toque una emergencia. Yo lo he usado bastante en los baños públicos con mis hijas.



Leche/agua: Tenlos a la mano al momento de despegar y aterrizar. Puedes amamantar a tus hijos tambíen en estos momentos, así evitarás que se les tapen los oídos. Tal vez un chicle para los más grandes o algo que estén masticando.
Asientos: Si tienes bebes, asegúrate de reservar los asientos hasta adelante de cada sección para que te pongan la cunita de viaje. Sino, yo recomiendo que te vayas hasta el final del avión, así tendrás los baños al alcance, es mas fácil pararse a caminar y de todas formas tendrás que esperar por la carreola, así que major hacerlo adentro a que a la salida del avión donde todos estarán pasando.


Verano del 2013 Londres-México
Vuelo Monterrey-Cd de México

Ropa: Asegúrate de llevar ropa cómoda y calzado que se pueda poner y quitar fácilmente (por eso de la seguridad en el aeropuerto, los crocs son fantásticos!).
En el aeropuerto antes de abordar: Deja que tus hij@s corran y corran antes de abordar. Si tienes bebes que gateen yo sugiero que lleves contigo una pijama de una sola pieza que le quede grande; pónsela encima de la ropa y déjalo que gatee lo más que pueda para cansarse, ya solo después le lavas la mano y la cara.
Seguridad: Yo recomiendo que pongas todo lo que posiblemente sea detenido en unas bolsas de plastico sellables con anticipación. Gel antibacterial, comida de niños, leche , crema para rosaduras, crema humectante y demás, así sera muy fácil sacarlo todo de una vez. También sugiero que en otra bolsa metas todo lo que tengas que quitarte: reloj, monedas, etc. Ya pasando seguridad lo tendrás todo en un mismo lugar.
Canguros o Wraps: Los famosos baby carries, son la onda. Una vez que tengas que dejar la carreola, estos te sacarán de un apuro. Necesitas tus dos manos ya sea para agarrar a tus hij@s o para las maletas en cabina.


Probando que aún quepa :S

Carreola: Yo tengo dos y he viajado con las dos. Lo más sencillo y práctico es las que les llaman de “tijera” o de “sombrilla/paraguas” por que son ligeras, fáciles de doblar y lo más probable es que no la tengas que documentar desde el inicio.
Compras a domicilio: Algo que no había hecho sino hasta ahora, es comprar todo lo que necesite en cuanto a los niños se refiera por internet para que cuando llegue a nuestro destino sea entregado a primera hora. Pañales, leche, alimento, aperitivos, bebidas, entre muchas cosas más para no ir cargando desde nuestro origen y que nos ahorrara una ida al supermercado recién llegados. Esto lo recomiendo si conoces bien a dónde vas a llegar (yo lo hago a casa de mis suegros por ejemplo que no conocen bien mis gustos y no pueden comprar tantas cosas y cargarlas hasta su casa).

Y por si fuera poco: No te olvides de ti. Lleva humectante labial ya que todo el ajetreo previo y el ambiente en el avión hará que se te resequen los labios. No se tu, pero yo no puedo estar con los labios resecos me duelen!
Recuerda: No importa qué tan mal estuvo el vuelo, ni que tan mal tus hijos se portaron o cuánto lloró tu bebe, tarde que temprano el avión aterrizará, saldrás de él y ojalá nunca volverás a ver a esa gente otra vez jaja
Espero te sea de mucha ayuda.
M.

ps: no se te olvide buscarme en facebook como Mix & Match Mum

Manualidades de Navidad Jo Jo Jo!

Invierno es una temporada muy linda cuando puedes salir y disfrutar los días bonitos.
Qué hacer cuando el clima está espantoso (como es conocido en Inglaterra) y pasas muchos días encerrada en casa? sobretodo si tienes hij@s pequeños.

Te paso algunas ideas de manualidades que hemos hecho mis hijas y yo durante estos últimos días. Confieso que mucho lo termino yo, pero la verdad lo disfruto.

Hay muchas cosas que no necesitas comprar y que son de los productos básicos de tu casa. Te paso lo que utilizamos y echa tu mente a volar:

  • Cartón del papel de baño y del papel de cocina
  • Hojas de colores
  • Pintura lavable
  • Limpia pipas de colores
  • Ojitos
  • Fieltro
  • Cartulina
  • Pegamento
  • Botones
  • Tijeras
  • Esponjas
  • Marcadores
  • Hojas secas de los árboles
  • Platos de cartón o plástico
  • Ruedas de algodón (con los que te desmaquillas)
  • Ramas delgaditas de los árboles
  • Palos de madera (como el de las paletas heladas)
  • Glitter
  • Material sobrantes de alguna otra manualidad
  • Retazos de tela
  • Plumas
  • Listones
  • Pompons de colores
  • Cajas de zapatos
  • Pegamento en líquido y en barra
  • ...ah y los dedos y las manos de tus hij@s jaja 🙂

Nacimiento con cartón del rollo de papel de baño



Decoraciones para el árbol de Navidad con palitos de madera

Hombres de nieve hechos con algodón

Decoración con masa de sal


Para la masa de sal te comparto la receta que yo utilicé y los pasos para hacerla:

  • 2 tazas de harina para todo tipo
  • 1 taza de sal
  • 3/4 taza de agua 
  • Pinturas de aceite (ya que las de agua las absorbe la mezcla aún ya cocida)
  1. Pre calienta el horno a 90C
  2. Revuelves todo con las manos y amasas en una superficie plana hasta que todo esté combinado.
  3. Extiende la masa con un rodillo.
  4. Con cortadores de galletas haz las figuras que más te gusten.
  5. Si decides hacer la mano, plasmala en la masa y después con un cuchillo afilado corta toda la silueta por afuera.
  6. Hornea por tres horas.
  7. Saca y deja que enfríen.
  8. Decora al gusto.
Nota: si tus creaciones las quieres para colgarlas en el árbol de Navidad te recomiendo que en la masa fresca hasta arriba de la figura dejes un espacio para hacer un pequeño agujero y de ahí colgarlos con un listón delgado cuando ya estén terminados.

Espero te diviertas!

M.

No se te olvide buscarme en facebook como Mix & Match Mum.


Dar o no dar…esa es la cuestión.

Yo como muchas mamás cuando recién me embaracé, una de mis principales ilusiones era el poder amamantar a mis hijos.
Leí un sinfín de artículos y sólo esperaba el momento para poder hacerlo. Si bien, sabía que no iba a ser fácil y que tal vez podría ser doloroso al principio pero en mi mente siempre estuvo la decisión de hacerlo y "sufrir" un poco.

Mi experiencia no es muy diferente a la de muchas mamás pero lo que me he encontrado a lo largo del camino con tres hijos es que no todas están listas para hablar sobre el tema y menos cuando no ha sido tan color de rosa como se los han pintado.


Yo no pude alimentar a mis hijos como me hubiese gustado. 

Cuando era más joven por cuestiones de salud y estética me sometí a una reducción de senos. A pesar de que me aseguré con los doctores de que no afectara en la producción de leche y demás, estoy segura de que algo pudo haber afectado. También me he convencido de que a veces la anatomía simplemente no coopera y la producción es nula o no basta (como fue el caso de mi mamá y mi abuela)

Siendo madre por primera vez en un país donde fomentan la cultura de la lactancia materna y teniendo esa limitación me afecto mucho emocionalmente. Asistí a grupos de ayuda, tuve consultores, me sacaba leche con maquinas profesionales de hospital, tomé remedios naturistas y todos los remedios caseros que pudieron recomendarme (no se como no engorde con tantas cosas!) todos acordaban que lo que estaba haciendo era lo correcto pero al final del día yo seguía sin satisfacer a mis hijos, sangrando adolorída  

con el remordimiento moral de recurrir a la fórmula y con la idea de que era juzgada por todas las mamás.

Ahora que estoy reduciendo mi tiempo de amamantar a mi último hijo es cuando estoy más que convencida de que la lactancia materna es la forma ideal de aportar al ser humano los nutrientes que necesita para un crecimiento y desarrollo saludable sin embargo  no es lo único para alimentarlo.


Se que este tema es muy sensible y delicado y puede causar controversia; lo único que quisiera crear con esto es un poco de sensibilidad para aquellas mujeres que por una u otra razón no amamantan o amamantaron a sus hijos. No es razón para juzgar, cada una tiene sus razones y todas son validas. No por eso somos mejores o peores madres y ya habrá otra cosa con la hagamos el famoso "bonding" con nuestros hijos. 

Hoy en día la fórmula es muy buena alternativa y aunque no reemplaza puede ofrecer la seguridad de que las necesidades nutricionales del bebe serán colmadas. Ciertamente no transmiten las sustancias inmunológicas ni las hormonas que promueven el desarrollo del niño sin embargo, puede complementar la lactancia materna y agregar el volumen de satisfacción alimenticia como fue el caso de mis hijos. Yo desde el principio alimente con las dos, yo aportaba los nutrientes y anticuerpos y la leche de fórmula los satisfacía.
Hay un montón de mitos y todas te van a contar "como les fue en la feria", sin embargo cada historia es única y debemos de aprender a ser más empaticas. 

Son muchas las instituciones y organizaciones que promueven y fomentan la lactancia materna exclusiva. He leído todo de ellas, pero también investigando más sobre el tema leí varios estudios sobre sus desventajas. Por ejemplo uno de ellos han demostrado que las mujeres que deciden no amamantar son propensas a sufrir de depresión. 


La Dr. Ellie Cannon (autora del libro Keep Calm: The New Mum's Manual) dice que "el hecho de hacer ver a la fórmula como mala opción no ayuda a las madres que amamantan sino que victimiza a las que no pueden". Aún más, estudios de la universidad de Harvard encontraron que en ciertos casos la leche de fórmula puede ser mejor que la materna, debido a que algunas madres se estresan por diferentes factores involucrados en la lactancia materna y producen de más la hormona cortisol que conlleva a que el bebe este mas ansioso y difícil de calmar.

Son tantas cosas que llegan a abrumarte y yo al menos no se si algún día superaré este tema, pero aquí algunos puntos que pueden ser de mucha ayuda.


1. No compares.

2. Escucha los consejos que te den y sigue los que creas que sean mejor para ti.
3. Si decides dar fórmula, trata que el ambiente cuando alimentes a tu hij@ sea de paz y tranquilidad. Abrazal@ a tu cuerpo y si te sientes cómoda, aplica el piel a piel para hacerlo mas intimo.
4. Speak up: Habla sobre el tema, desahógate y no lo hagas un tabú. Hay tantas mujeres que pasan por lo mismo y se sienten encerradas en su problema. No eres la única y no estás sola.
5. Sea la opción que tomes para alimentar a tus hijos, infórmate de los pros y contras de los dos.




Te comparto algunos links de interés.

Basta con la guerra entre las mamás. Ama más y juzga menos.
La liga de la leche internacional
Fearless formula federes
Lactancia materna vs Lactancia artificial
Conoce las diferencias
Pediadtrics magazine article

M.

Era rusa y se llamaba Laika…

 

Mi familia y yo tenemos una mascota, su nombre es Laika. Para quien la conocen y la han visto crecer, ha cambiado mucho a lo largo de sus 7 años de vida.
Es mi primera “hija”, mi primera responsabilidad y la primera en volvernos locos en toda la extensión de la palabra.
Mis hijas la adoran y a pesar de que a veces ella les tiene sus reservas, las adora también. El tenerla les ha ayudado a mis hijas a ser más sociables con otros animales, a ser más responsables y a entender que los humanos no somos los únicos seres vivos en esta tierra y que no somos los únicos que sentimos, aman y sufren. Laika es parte de la familia y un miembro irremplazable.

Son pocas las personas que conozco que sean constantes con el cuidado de una mascota.
Lamentablemente el ritmo de vida, la familia, el trabajo, el ingreso y el interés muchas veces no dan para mantenerlos. Es más, conozco a más personas que le tienen miedo a los animales que los que no; ¡Y no saben de lo que se están perdiendo!
No estoy diciendo que tengan a animales salvajes y exóticos en su hogar, de hecho ni siquiera tienen que tener un perro o un gato (que son los más comunes), sólo enseñarles el respeto, su misión en esta vida y el hecho de que ellos pueden tener un corazón muy grande también.

Deja te platico de algunos beneficios de la convivencia con animales:

Tener un animal en casa es tener un compañero incondicional, sobretodo los perros. Siempre te va a esperar y te recibirá con los "brazos abiertos".

Desarrollan el sentido de la responsabilidad y compasión: Un animal implica mucho compromiso y requiere de mucha paciencia y tiempo.

Los niños que conviven con animales, desarrollan la capacidad de reconocer que hay necesidades diferentes a las propias.

Cooperan más y se vuelven más generosos.

Los animales pueden contribuir al desarrollo del autoestima y autoconfianza.

Por medio del contacto físico que además de aportarle cariño al niño, desarrolla experiencias táctiles, seguridad en sí mismo y desarrollo de relaciones de confianza.

Como la mascota se vuelve parte de la familia, si tienes un hijo único y el día de mañana llegara un nuevo miembro a esta, esto no afectará tanto en los celos del hermano mayor.

Relacionarse con otro ser vivo de diferente raza, le ayudará a los niños a asimilar las reglas de comunicación no verbal y la capacidad de intuición.

Un estudio realizado en el Hospital  de la universidad Kuopio en Finlandia, liderado por la Dr. Eija Bergroth (pediatra), concluye que la interacción con una mascota ayuda a potenciar el sistema inmunológico del bebé, sobretodo en su primer año de vida. 
Los niños que conviven con perros y gatos tienen un 30% menos posibilidades de presentar síntomas de infecciones respiratorias. Esto es porque durante el primer año de vida el sistema inmunológico está aprendiendo a detectar microbios y con un “entrenamiento” en donde se expone a ellos lo ayuda a fortalecerse aún más råpido.

 (Para más información sobre este studio visita Times health)

Y bueno, no me queda más que decir que estoy convencida de que el hecho de criar a mis hijos con animales los han hecho más sensibles con todos los seres a su alrededor.
No tienes que tener mascotas si no quieres, pero si expón a tus hijos a ellos.

  • Llévalos a los zoológicos o granjitas.
  • Visita amigos que tengan mascotas.
  • Sensibilízalos cuando vean animales por la calle, sobretodo si son perros o gatos. Hay muchos centros de salud donde pueden ayudarlos.
  • Si tienes mascota, esterilízala. Los gatos sobretodo pasan mucho tiempo fuera de casa y pueden regresar embarazadas. La preocupación no es solamente por las crías, sino por la misma mascota, su salud es la más importante.
  • Si decides hacerte de una mascota, piénsalo bien (y más de dos veces) ya que una mascota es para siempre.

 

Ps: Feliz cumpleaños a mi Laika. 7 años de puro amor canino 🙂 aunque hoy te hayas hecho pipí en la sala, te quiero un montón!

M.















Muffins de Pollo

Para los que me conocen, saben que me encanta hornear cupcakes. Hace años para una merienda de mi cumpleaños empecé a hacer experimentos de cupcakes salados y la porción es la ideal, sobretodo si tienes niños, así el manejo es practico y lo puedes congelar también para usarlos en otra ocasión.

Te paso esta receta que me gusta mucho y hago bien seguido.

Espero la disfrutes!

M.

Ingredientes

500gr de pechuga de pollo o pavo molido
4 huevos
250 gr de espinaca picada
1 taza de harina integral
4 Jitomates grandes
1/2 cebolla
1 diente de ajo picado
1 cucharada de aceite de oliva
1/2 taza de agua
sal y pimienta al gusto 


Modo de preparación

  1. Pre-calienta el horno a 170 centígrados
  2. Corta y/o pica la verdura
  3. En un bowl, mezcla la espinaca con los huevos, la carne molida, el harina, la sal y pimienta al gusto
  4. En un molde para cupcakes/muffins ve dividiendo la mezcla hasta que llenes 3/4 del molde
  5. Hornea por 30 min
  6. Aparte licúa los jitomates, con la cebolla, el ajo, agua y media cucharadita de sal.
  7. Fríe la mezcla con aceite de oliva hasta que el agua se haya evaporado y ya no esté tan líquida.
  8. Sirve el muffin inmediatamente y el caldillo aparte para que cada quien se sirva al gusto.

 Nota:

  • Sugiero molde de silicona por que así no se pega la mezcla al molde y es más fácil de lavar después.
  • Puedes colar el caldillo si no quieres tantos grumos en él.
  • Yo normalmente los acompaño con papas a la francesa horneadas y ensalada.
  • Si los congelas no los mantengas así por más de tres meses.

 

Desayuno on the go

Mi hija Luciana no es de buen comer que digamos, se distrae fácilmente y tarda horas en comerse un platillo entero.
Cuando inició en la guardería fuí muy feliz por que tan pronto la despertaba y la arreglaba, ya estábamos en las instalaciones y ella lista para desayunar ahí.
Me aterraba el pensar en el día en que para las 9am ya estuviera en el colegio, arreglada y desayunada por que me imaginaba que iba a ser un desastre y mi hija o no desayunaría o tendría algún reporte por llegar tarde.

Bueno, desde que nos mudamos la nueva guardería no incluye desayuno, así que mi miedo llegó más pronto de lo que esperaba.

Por eso decidí hacer el desayuno sobre ruedas y aquí les tengo tres recetas buenísimas (y facilísimas) para que sus hijos empiecen muy bien el día. Sólo agreguen un vaso con leche y listo. Son totalmente congelables.

ps: yo sigo buscando algo que mis hijas se coman a la primera sin tanto batallar; aunque estas opciones están deliciosas y ya me las comí todas yo ups! Si no sirven para los niños, aprovéchalas tu 😉

Espero les guste!

Muffins de manzana

2 Tazas de harina integral
½ taza de azúcar morena
1 cucharada de polvo para hornear
1/2 cucharadita de sal
2 tazas de All-Bran Original o Bran Flakes
2 tazas de jugo de manzana
1 huevo
1/4 taza de aceite vegetal
1 manzana grande en cuadritos o rallada.                            

En un bowl mezcla el harina, el azúcar, el polvo para hornear y la sal y  aparta.

  

 

  2.  En un bowl aparte mezcla el cereal con el jugo de manzana, déjalo reposar por 5 min o hasta que el cereal se haya suavizado.

   Nota: el jugo puede reemplazarse por 2 tazas de leche para complementar el pan, pero el muffin saldrá un poco denso. 

  

 

   3.     Agrega huevo, manzana y aceite y bate.

   4.     Agrega la mezcla de sólidos y bate hasta que se haga una mezcla homogénea.

   

 

   5.     Transfiere la mezcla a un molde de muffins.

   

 

   6.     Hornea a 200 grados por 25 min o hasta que un palillo salga seco de en medio.

7. Déjalos enfriar un poco y disfruta




Galletas de avena (sin harina ni huevo)

3 Plátanos grandes maduros

1/3 de taza de pure de manzana

2 tazas de avena cruda

1/4 taza de leche de almendra

1/2 taza de frutos secos 

1 cucharadita de vainilla

1 cucharadita de canela

Chispas de chocolate (opcional)


1. Deja remojando la avena con la leche de almendras y el puré de manzana


2. Machaca los plátanos y agrega la vainilla y la canela.

3. Revuelve las dos mezclas y agregas los frutos secos.


4. Con un cucharón grande o una pala para servir nieve ve distribuyendo la masa en una charola plana  de forma que todas tengan más o menos la misma cantidad.



5. Hornea a 170 grados por 15-20 minutos.


6. Disfruta!

 
Cuadritos de fruta y nueces 


115g/4 oz de mantequilla, plus para engrasar
2 cucharadas de miel de abeja pura
1 huevo batido

85g/3 oz de almendras molidas
115g/4 oz de chabacano deshidratado partido en cuadritos pequeños
55g/2 oz de cerezas deshidratadas
85g/3 oz de avena cruda
55g/2 oz avellanas tostadas y molidas
25g/1oz de ajonjolí 

nota: yo use chabacano e higo fresco

1. Engrasa un molde cuadrado de 18 cm aproximadamente.

2. Bate la mantequilla junto con la miel hasta que se haga cremosa.

3. Agrega huevo y las almendras

4. Agrega el resto de los ingredientes hasta que se haga una pasta homogénea.

5. Pasa la mezcla al molde asegurando de que este bien presionado.

6. Mételo al horno previamente calentado a 180 centígrados por 20-25 min o hasta que esté firme al tacto y dorada la superficie.

7. Sácalo del horno y deja reposar por 10 min antes de que los partas en cuadritos. Déjalos enfriar completamente antes de sacarlos del molde.

8. Guárdalos en un recipiente que este sellado para que permanezcan chewy.

9. Disfruta!





Más por favor!

Quién no se ha visto digamos…un poco frustrada a la hora del desayuno/comida/merienda de sus hijos? Bueno pues este es mi talón de Aquiles. Mi hija la mayor es medio complicada con la comida, un día le gusta una cosa y al día siguiente ya no la quiere y dice "wiak", la huele y si no le gusta no hay poder humano que la haga abrir la boca (aunque este delicioso el mentado platillo!).

Los menús de la guardería se escuchan deliciosos (y no me queda duda que no lo estén) y me quiero hacer ilusiones de que se lo comió todo (y hasta repitió como lo hace mi hija la de en medio jajaj) Me causa un poco de problema ver que los hijos de conocíd@s comen hasta las piedras y en buenas cantidades y por más que intento hacerlo todo saludable, naturista y demás, sólo al final del día termino molesta, frustrada y decepcionada.

Esta situación es totalmente comprensible, adaptar al niño a horarios de comida, nuevas  texturas y sabores puede ser muy complicado y toma tiempo; además una como mamá el hecho de pasar tanto tiempo cocinando para que al final sólo logres darle un bocado y se desperdicie la comida, puede ser desesperante (bueno al final yo me lo como todo, por eso no adelgazo!)


Tratar de alimentarlo a la fuerza, sólo conllevara a que el niño sufra de ansiedad o hasta se vuelva agresivo y al final todo se vuelva un drama.

Les comparto algunos puntos que pueden ser de mucha ayuda (bueno al menos a mi me han servido):

Consumo alimenticio: Relájate!, estudios médicos prueban que los niños siempre encuentran la manera de mantener el balance necesario de nutrientes para un sano desarrollo. Si tu hijo tiende a irse por ciertos alimentos, enfócate en ellos y trata de darle una amplia variedad alrededor de ellos. No tiene nada de malo si de vez en cuando agregas algún ingrediente de incognito.



       Mantén una rutina: Una vez construida una rutina, quédate con ella. Desayuno, comida y merienda con un snack nutritivo y limitado entre comidas. Trata (de ser posible) que el/la niñ@ se siente siempre en el mismo lugar para ayudarlo a sentirse cómo@ y segur@

Ofrécele comidas sencillas y pequeñas porciones: Siempre se puede servir más.

      Aliéntal@ a que coma sol@: Seguro vas a terminar con un tiradero por todo alrededor, pero tal vez encontrarás que come más si él/ella tiene el control. Bocadillos como sándwiches, queso con galletas, dips con palitos de pan, salchichas, palitos de verdura, pedazos de fruta, dedos de pescado entre otras cosas son muy populares.




        Cocina de vez en cuando con ell@s: Puede ser muy divertido, desde que laven los ingredientes hasta agregarlos a la mezcla. Nunca sabes si mientras lo hacen, algunos pedazos se escapen a su boca.





      Evita comida chatarra: Trata de no ofrecerles este tipo de comida. Mientras no la tengan al alcance no sabrán de que se trata. Nunca los ofrezcas como premios, sobretodo a los niños con sobrepeso. Balancea, enfócate en snack nutritivos y si los puedes hacer divertidos mejor.


  

    






Intenta varias veces con la misma comida: Las probabilidades de que tus hijos acepten la comida incrementan si esta se ha ofrecido más de tres veces. Si a tu hij@ no le gusta la primera vez, ofrécele otra cosa y vuélvelo a intentar días o semanas después.

Nunca lo forces a comer: Si el/la niñ@ no quiere comer, establece un límite de tiempo en la mesa 20-30 minutos. Si no come, retira el plato de la mesa sin ningún comentario. Nunca ofrezcas premio si se termina su porción. Si lo hace, elógial@, es más probable que lo vuelva a hacer al ver que tú te pones contenta cada vez que lo hace.

Recuerda, una disciplina estando de malas no es buena disciplina. Podrás lograr que tu hij@ se lo coma en ese momento, pero no hay certeza de que en el futuro sea mejor y sólo quedará el mal sabor de boca. Es normal sentirse frustrado de vez en cuando (bueno yo me siento así muy seguido), pero es importante que aprendas a mantener la calma; respira profundo y continúa firme y consistente con tu objetivo.

Bon Appetit!

M.

Quinoa Veggie Burgers

Te sientes culpable de todo lo que comiste durante el fin de semana? Quieres empezar la semana comiendo muy saludable? Lucía Ortega de Healthy Lucy en Facebook me compartió esta receta y la hice el jueves de la semana pasada. Está super rica!

Espero les guste!

M.  


Ingredientes:

1.5 taza de verduras ralladas (zanahoria, calabaza, zucchini, etc) o de pulpa del extractor de jugo (zanahoria, espinaca, kale, apio, pepino, etc, etc)
3/4 taza de quinoa cocida
1/4 cebolla picada
2 dientes de ajo picados
2 huevos chicos
1/4 taza de harina integral
Sal y comino

1. Mezclar todo con las manos.



2. Hacer tortillas y freír en aceite de oliva






3. Servir en pan integral con queso ricotta, humus, alfalfa y aguacate

 

Hola Hello Alo Hallo Ciao Olá Privet Hej Xin chào…

 

Una vez, la hija de una de una amiga muy cercana aquí en Inglaterra le dijo a mi amiga “¿mami, cuánto falta para que se me caiga mi tooth y venga la fairy y saque mi tooth del pillow y me deje una coin? Hermosa, me dio mucha ternura y a la vez mucha gracia.

Hoy que íbamos de camino a la casa, mi hija la mayor y yo veníamos platicando sobre lo que había hecho en la escuela, “un dibujo…unas hojas…y les pusimos stickymento” Y aunque no es la primera vez que me dice cosas así, automáticamente me acorde del caso de mi amiga y caí en cuenta que nuestros hijos (mientras nosotros lo permitamos) así van a hablar.

Cuando yo vivía en México, viajaba mucho a la frontera de U.S.A y ahí escuchaba muchísimo la mezcla de los dos idiomas. En ese momento no lo entendía y me molestaba, hasta llegué a pensar que era una falta de pertenencia a un país por hablar así...como se dice, “uno no sabe hasta que lo tiene”

Bueno, pues ahora más que molestarme, lo veo como una ventaja al futuro de mis hijos.
La realidad es que ellos van a crecer con un idioma que no es el mío, inclusive ya los veo corrigiéndome! Pero queda en nosotros como sus padres, enseñarle un idioma que además de ser rico y muy amplio en vocabulario, es una inversión profesionalmente hablando, de hecho si podemos enseñarles más idiomas es mejor! Yo hablo alemán y mi esposo francés pero bueno…un paso a la vez verdad!

Deja te platico un poco de las ventajas de criar a tus hijos bilingües:

  1. Desarrollan una secuencia auditiva. Independiente de que aprendan otro idioma, su cerebro siempre reconocerá el idioma de origen.
  2. Desarrollan la capacidad de pensamiento flexible
  3. Competitividad.
  4. Mayor desarrollo cerebral.
  5. Visión más amplia del mundo.
  6. Ventajas culturales y de relaciones personales.
  7. Aprenderán los acentos y pronunciaciones nativas

Desafíos

  • Mantener el idioma no es cosa fácil, de hecho es abrumador, hay que practicarlo seguido.
  • Al principio el niño mezclará los dos idiomas hasta que tenga edad suficiente para razonar que son dos diferentes.
  •  Habrá un idioma que practique más, eso hará que no tenga tanto vocabulario en el minoritario. 
  • Los niñ@s bilingües puede que tarden un poco más en hablar, pero eso es temporal.
  • Habrán momentos (sobretodo cuando los hij@s sean mayores) en donde no van a querer hablar tu idioma, ya sea por que sus amigos no lo hablan o simplemente por que no quieren. Si ell@s te hablan en otro idioma, tu siempre contéstales en el tuyo.

 Acción

  • Si en tu hogar se van a hablar dos idiomas, definan quién es el que va a hablar cual idioma y sean constantes. Es un mito que el niño se confunda, aunque no lo creas desde muy pequeñ@ saben diferenciar quién habla qué.
  • Exponlos a todo en los dos idiomas, libros, cartas, programas de t.v, música, películas, etc.
  • Trata de relacionarte con gente que hable tu idioma. A pesar de que los niños están creciendo paralelo a otro idioma (y tal vez lo usan más) se constante en hablarle tu idioma fuera de casa.
  • Trata de viajar a tu país cuando puedas, así tus hij@s estarán expuestos al 100% a tu idioma y sera más fácil practicarlo con gente que conocen como tu familia.

Recuerda

  • Mientras más chicos empiecen a aprender un idioma es mejor. Los niños son como esponjas.
  • Hay que ser constantes. El aprender no sucede solo, hay que trabajar en ello.
  • Si tu vez que tu hijo está teniendo un retraso considerable en el habla, es mejor consultar a un professional. Aquí un link de ayuda para Asociación americana del habla-lenguaje y audición  
  • Si los padres hablan el mismo idioma y deciden hablarle  a tu hijo en un segundo idioma, es importante que lo hablen bien. De otra manera este lo va aprender mal, va a copiar esos acentos, esos fonemas y esas características
  • Si decides inscribir a tu hijo en una escuela bilingüe ten en cuenta que el estilo de educación, la cultura que va con el idioma, y los valores y estilos de los profesores y directivos del colegio sean compatibles con tu forma de pensar, y con lo que quieres para tus hijos.
  • No mezcles dos idiomas en una misma oración.
  • Cada niño es diferente y no todos aprenden al mismo ritmo. Tu lleva una vida normal con los idiomas que quieras que tus hijos estén expuestos y no compares.

Te recomiendo un muy buen libro, es llama "Cómo criar niños bilingües (Raising Bilingual Children spanish version) de Maritere Rodríguez Bella. 

“El monolingüe cree siempre que el suyo es el mejor. El bilingüe sabe que hay varias maneras de expresar el pensamiento humano y eso le da confianza y le hace ciudadano del mundo, no de una región.”
Delfín Carbonell.

 M.