Cómo superar la cuesta de Enero.

Otro año que comienza y  “La cuesta de Enero AÚN me cuesta!” Que barbaridad, yo pensé que iba a ser más fácil ponerme más ordenada con el comienzo del año pero me está costando trabajo.
Desde que mi hija la mayor entró al cole, definitivamente he notado como la cuenta del super ha aumentado, y no solo con ella; parece que los otros dos han tenído los mismos síntomas y siempre tienen hambre, te pasa?
Entre el frio y la obscuridad, la cuenta de la luz y el gas está disparada y bueno…en este caso no podemos vivir muertos de frio y en las penumbras verdad?
Pero hay otras cosas en las que podemos ser más ordenados para que no nos llevemos un susto.
Te voy a pasar algunos tips que me han servido y espero que te sirvan a ti también.
Primero que nada, yo te recomiendo que tengas alguna aplicación en donde vayas almacenando los gastos. Ahí podrás ver a dónde se va la mayoría del dinero y a partir de ahí podrás decider en dónde vas a tener que apretar los gastos y en dónde no. Para eso debes de registrar todos los recibos que tengas, agua, luz, gas, salidas, escuela, etc. Es muy tedioso pero te aseguro que te sorprenderás en dónde estás gastando sin que te des cuenta.

EFECTIVO O TARJETA DE CRÉDITO?

Hace un par de años,  tomamos la decisión de hacer todos los gastos en efectivo por los 4 primeros meses del año.Para mi sopresa la verdad es que nos funcionó bastante y gastamos sólo en lo necesario.

Pagar con la tarjeta de crédito es muy fácil, pero el susto te lo llevas después.
Yo te sugiero que de tener una, sea una que te de puntos por usarla. Nosotros obtenemos millas con una aerolínea y nos ha caído de perlas porque los dos últimos años casi nos han salido regalados.
OJO no uses la tarjeta si sabes que no tienes el dinero en el banco.

COMIDA
Prepara un menú semanal: Para esto debes de ser super ordenada. Si eres como yo que no te gusta comer todas las semanas lo mismo, te va a venir muy bien.
Lo que puedes hacer es asignar a cada día un tipo de proteína diferente

LUNES
MARTES
MIERCOLES
JUEVES
VIERNES
SABADO
DOMINGO
Ave
Mariscos/pescado
Carne
Vegetariano
Pasta
libre
libre

Cuando vayas a comprar al super, procura llevar una lista con los ingredients de tu menú. Trata de no ir a horas que tu sepas que te da hambre y no compres para tener “por si”, mejor una vez que se terminen las cosas en tu despensa, compras más.

También…
  • Compra la marca del super
  • No porque esté en descuento significa que sea la mejor oferta, compara con otros productos
  • Usa el precio por gramos que se encuentra en la etiqueta
  • Fíjate en el anaquel de hasta abajo, usualmente ahí ponen las cosas más baratas.

 

 

 

Comer fuera de casa: Uy esta me encanta porque no tengo que cocinar! Pero la realidad es que aunque vayas a un lugar muy económico, cuando vas juntando lo poquito al final los gastos salen altos.
No te digo que te quedes en casa sin salir, pero pueden comer tal vez una vez cada 15 días en algún restaurant o si van al cine pueden cenar en casa antes.
Si no tienes oportunidad de salir del trabajo para comer, procura llevarte comida de casa, es más barato y además más rico.
Fiestas o Reuniones: Tienes invitados en tu casa? A menos de que compres comida en lugares como Costco que son a grandes cantidades y la verdad es que de muy buena calidad, yo te recomiendo que la comida la hagas tu.
No necesitas hacer algo gourmet, una pasta con un poco de carne o pollo o hasta “prepara tu propia pizza” puede ser mucho más económico y hasta divertido. Lo mismo aplica para las tartas y pasteles! Si no se te da la horneada, compra uno que solo mezcles los ingredients y tu lo decoras a tu gusto o compra solo el pan ya hecho y tu lo decoras (no tiene que ser complicado, en Pinterest hay muchas ideas sencillas de como hacerlo)

ENTRETENIMIENTO

Cable
: Hace un par de meses, decidimos recortar ciertos paquetes del Sky porque no los estábamos usando. Si eres de los que tienen Netflix o Amazon, la verdad es que son muy buenas opciones, sobretodo cuando necesitas de esa hr para cocinar o recoger y quieres que los niños se mantengan entretenidos sin comerciales.

CUENTAS DEL HOGAR

Haga frio o calor, los gastos siempre son altos en el hogar. Entre la calefacción y la luz o los aires acondicionados, se va mucho de los ingresos.
También te puede ayudar…
  •  Apaga la luz cuando no estés en la habitación
  • Cierra las cortinas para que no se meta tanto el sol y se caliente el lugar o ábrelas para que se mantenga caliente.
  • Si tienes lavatrastes, trata de prenderlo cuando ya esté completamente lleno. Esta comprobado que son más eficientes que lavarlos a mano.
  • Si tienes un refrigerador/congelador extra que no uses tanto, yo recomiendo apagarlo por completo.

 

HIJOS

Ahora que regresamos de vacaciones, me di cuenta que mis hijos se estiraron! Y la ropa les queda bien de lo ancho pero no del largo, fatal.
Si tienes amigas con hijos mayores que los tuyos, que no te de pena que te pasen ropa. Para lo poco que la usan y el trato que les dan…me duele comprarles cosas caras para que terminen en la basura.
Mi hija la mayor siempre ha dejado la ropa impeccable, pero la de en medio…es otra historia, así que de la primera a la segunda y de ahí (con todo el dolor de mi corazón) a la basura.
Con mi hijo también apliqué usar mucha de sus primos, claro la que estaba en excelente estado y cuando ya no le queda, yo se la paso a una de mis amigas también.
Recuerda que si tienes ropa, juguetes u otras cosas en muy buen estado, hay muchas asociaciones donde las puedes donar, solo llévalas limpias.
 

COMPRAS Y GASTOS PERSONALES
Es bien sabido que cuando vas a una tienda sin tener nada en mente, vas paseando por los pasillos y todo se te pega; luego es bien difícil dejarlo y terminas comprando todo.
Si tienes una escapade a una tienda, lleva en mente lo que necesitas comprar específicamente.

Trata de usar los productos que tienes hasta que se terminen. Por pura decidia de ir a la tienda, yo he usado hasta el shampoo de mis hijos jajaja pero bueno, si  e quieres ver tan extrema, eso puedes hacer.
También puedes aprender a cortar el cabello, aunque sea a tus hijos que todavía lo tienen corto y que si algo no sale bien, lo puedes ocultar fácilmente jajaja (o bueno al menos ellos no se sienten mal de cómo les quedó ups)
También reducir el mantenimiento del tuyo. (ahí si no puedo sugerir porque hace más de un año que no le hago nada a mi cabello)
Siempre se puede hacer un sacrificio, aunque sea a principios del año.
Aquí hay algunas apps que puedes bajar para llevar la lista del super, tienen su versión gratos y seguro te pueden servir.

Espero estos tips te sirvan y te ayuden a organizarte en el presupuesto del hogar.

M.

¿Qué es un objeto de apego o de transición?

 
 
 
Practicamente desde que nacieron mis hijas, han estado muy apegadas a sus animalitos afelpados.
Mi primera hija tiene un Teddy rosa y la segunda tiene un conejito blanco que nosotros le llamamos Bunny –que creativos todos- pero que ella por su hermana le llama Teddy también.
Son parte de la familia y si no están al alcance durante momentos críticos –digamos, cuando tienen sueño y ellas no se aguantan ni solas, a la hora de dormir, cuando tienen miedo,etc- nuestra sanidad mental está en juicio.
Antes de convertirme en madre, este apego no lo entendía para nada; para mi la solución perfecta era que si los padres de la criatura no lo encontraban, esta entendería que se buscó, no se encontró y ya aparecerá o encontrará otro con que reemplazarlo…ERROR!!!! Melissa ilusa…
En fin, hace un par de días leí en un artículo de una mamá bloggera como yo, que ella sentía que su hija la había reemplazado con un muñeco afelpado y yo me quedé….bueno para qué te cuento que a mi me cayó una cubeta con agua helada! Y qué tal si a mi también? A mi hija la mayor, por poco más de dos años le toco toda mi atención, mimos, clases y demás. Ciertamente como te lo comenté en algún otro post, varias veces me fui por los consejos “negativos” de no cargarla tanto para que no se embracilara y demás, pero no creo que eso fuera un detonante para que ella buscara en otra parte más amor.
Con mi segunda…al principio yo creo que se lo impusimos, por que Bunny estaba todo suavecito y bueno…la mayor lo tenía y las dos ahí bien tiernas con sus peluches..
Además, de cierta manera la destronamos, de ser la bebé bien pequeña y ahora ¡No hay poder humano que se lo quite!
Cuando se pega, le llamamos la atención, está aburrida o simplemente por que si, lo llama a gritos.
Entonces me metí a investigar qué demonios podíamos hacer porque el que los tengan aparte de ser estresante cuando no los encontramos, conlleva a una eternal discusión de que si los pueden llevar con ellas fuera de la casa y también que se chupen sus deditos.
Aprendí que a veces los niños de entre 6 meses a 1 año empiezan a experimentar el proceso de dependencia a independencia y con ello el estado de ansiedad al momento de la separación de sus padres.
Para eso muchos recurren a algún  objeto trancicional o de seguridad. Puede ser un peluche, una mantita, un trapo o a veces cosas inusuales como el cordón con el que se amarra la bata de baño.
Es suavecito, huele a ellos y les recuerda su estado de confort y por lo tanto al hogar.
Les hacen sentir que todo va a estar bien y dentro de su pequeña cabecita llena de imaginación, ellos son sus amigos y fieles compañeros.
Aprendí también que no es malo que lo tengan. Yo de loca, llegué a pensar que era por que no satisfacía su necesidad de amor jeje pero en realidad es todo lo contrario; George Askews Pediatra del Hospital Zero to Three en Washington menciona que “un niño que busca confort en un objeto de seguridad, es aquel que su necesidad de atención y amor ha sido complacida constantemente por sus padres”
En fin, hay alguna serie de recomendaciones por si tus hijos se ven en esta situación:
Escoge juguetes u objetos que sean seguros, no vaya a ser que tengan accesorios que se les caigan y que luego los curiosos se los lleven a la boca y suceda una fatalidad
Busca un doble de ser posible. Cámbialo de vez en cuando para que no se quede nuevo nuevo. A veces a algunos niños lo que les gusta es el olor y la textura del objeto.
Define límites. En dónde si y en dónde no puede tener al objeto. En el caso de mis hijas, NO PUEDEN salir de la casa con ellos. En teoría solo es para dormir, pero hemos batallado mucho para que no los saquen de su cuarto. Cuando viajamos largas distancias me los llevo por si acaso el asunto se pone complicado y necesito calmarlas y arrullarlas.
No te preocupes. Aunque yo aún no domino esto, y me parece que mientras más grandes son más se apegan a sus muñecos, para cuando llegan a los 4-5 años, los niños tienen tantos compromisos sociales que poco a poco van dejando a un lado su apego a un objeto. También la presión social de que los vean con un juguete o chupándose los dedos los orillarán a dejarlo, ellos imitan lo que los demás hacen y si los demás no traen a sus muñecos, ellos tampoco.
Recuerda, no hay mal que dure cien años y esta etapa terminará en menos de lo que nos damos cuenta, la verdad es que va de la mano con su crecimiento. No forces a tu hijo a dejarlo, eso lo estresará más y será más difícil dejarlo, mejor que lo deje cuando ya esté listo.
Yo se que esos amiguitos las hacen sentir mejor y mi intensión no es quitarles esa tranquilidad, sólo trataremos de tener cuidado para que la transición sea lo más sutil posible.
M.

Conociendo a Dany O’Shea

 
Conocí a Dany en el invierno del 2012. Estaba muy nerviosa pero sabía que quería conocerlo.
Yo estaba pasando por un momento muy obscuro. Tenía un poco más de 5 meses de embarazo de mi segunda hija (osea…toda hormonal), el invierno en Inglaterra estaba muy pesado, no había ido a mi país en un año, entre otras cosas más. Con la demanda de una niña de casi dos años y el cansancio del embarazo, mi mente se empezó a saturar.
Tenía la vida perfecta, vivía en una ciudad increíble, con un estilo de vida envidiable, con un esposo maravilloso y una hija adorable pero...¿Por qué lloraba todas las noches y estaba tan irritable?!
 
Había escuchado sobre la depresión post parto; que esta podía llegar hasta un año después de dar a luz y demás; pero claro que no iba a ser eso, ¡Mi hija estaba por cumplir 2 años! Sin embargo, cuando me puse a investigar sobre el tema, leí que también puede haber depresión y extrema ansiedad en el embarazo. Con mi investigación coincidí con muchos de los síntomas que mencionaban y la verdad es que estaba cansada de sentirme así. Hice una cita con mi doctor general y de ahí en adelante lo demás es historia.
 
Dany es un psicoterapeuta del area antenatal del hospital donde tuve a mis hijos. Es una persona carismática y objetiva.
Esta área se encarga de dar servicio psicológico a niños, mujeres embarazadas, mamás que tienen una relación complicada con sus hijos (¡¡no es mi caso he!!) y mamás en general.
Fui referida con él y cada dos semanas o una vez al mes nos reuníamos para platicar y con eso sentía que cada vez que lo hacíamos, se me quitaba un peso enorme de mis hombros y la mortificación de abrumar a mi esposo con mis problemas, que de cierta manera, yo sentía que no eran nada a comparación de los suyos en el trabajo.
Aunque si me recetaron un medicamento en caso de ansiedad extrema, nunca lo llegué a tomar (¡de buenas uff!), pero si supe de casos en donde mamás llegan a necesitarlo y con un equipo detrás de ellas, lograr superarlo.
 
Él me entiende y honestamente ahora que me he mudado de ciudad lo voy a echar de menos. Tengo mucha suerte de haber accionado a tiempo y haberlo conocido.
 
La depresión y la ansiedad son problemas bioquímicos, y por ello es posible que no puedas evitarlos completamente si tienes tendencia a sufrirlas.
Si presentas algunos de estos síntomas sin tener alguna respuesta al por qué ponte alerta:


Irritabilidad

Falta de energía
Agotamiento
Patrones de sueño alterados
Aislamiento
Preocupación excesiva
Tristeza
Pánico
Baja autoestima
Pérdida del apetito (o apetito excesivo) 
Dolor muscular

Aunque no estés embarazada o ya hayas pasado la etapa de la posible depresión post parto y te sientes así te comparto algunos puntos que me fueron de mucha ayuda:
 
Llévate las cosas con calma: hay cosas que no se necesitan hacer de inmediato. Trata de organizarte para que no te satures. Habla con tu pareja y acuerden en cómo dividir las tareas del hogar.
Speak up: Habla de tus sentimientos, miedos, inquietudes y temas que te tengan intranquila. Tu pareja, amigos y familia saben que estás pasando por una etapa donde muchas cosas están fuera de tu control.
Descansa: Es importante hacer una pausa. El ser mamá require de mucha energía y a menos de que alguien nos la inyecte, esta se acaba. Trata de darte al menos 15 min donde te sientes y logres cerrar los ojos; a veces una “power nap” es mucho más efectiva que varias horas durmiendo.
Es totalmente normal sufrir de estos síntomas. Los cambios hormonales y la rutina orillan a que perdamos nocion de la situación por la que estamos pasando.
Investiga: lee e infórmate sobre lo que estas sintiendo sin embargo, no llegues a una conclusión apresurada. A menos de que tu misma seas una psicoterapeuta, muchas veces nos mal informamos y por lo que estamos pasando puede ser temporal.
Sal: yo se que suena imposible pero no lo es. Si tienes a tu familia cerca, pídeles que te ayuden a cuidar por un par de horas a tu hij@. Si no tienes familia y puedes costearlo, contrar a una niñera o deja a tu hij@ con tu pareja. Ese par de horas te hará bien y te ayudará a despejarte y a tomar aire fresco.
Busca ayuda: el hecho de que busques ayuda no significa que seas débil. Eres fuerte y honesta y al final del día tu debes de estar bien para que tu familia esté bien. Hay doctores especializados y grupos de apoyo que te ayudarán a sentirte mejor.
 
Recuerda
 
La salud emocional es tan importante como la salud física. Es muy sencillo y tu te conoces mejor que nadie, si sientes algo que tu sabes que no es normal o común en ti, es hora de tomar acción.
 


M.